miércoles, 12 de marzo de 2008

El Perro del Hortelano contra el pobre. Alan García. El Comercio 2/3/08

El perro del hortelano contra el pobre

12:30 | 'El perro del hortelano no sale de su pobreza intelectual ni quiere que los peruanos salgan de la pobreza material y educativa', afirma el presidente

Por: Alan García Pérez. Presidente de la República

Las imágenes de una turista alemana, desesperada por el bloqueo de las carreteras, gritando que nunca volverá y que pedirá a todos los alemanes no venir al Cusco, nos conducen otra vez a la profundidad psicológica del perro del hortelano que existe en muchos de nosotros. El perro del hortelano no sale de su pobreza intelectual ni quiere que los peruanos salgan de la pobreza material y educativa. Además, sostiene que solo los radicales y extremistas pueden luchar contra la pobreza porque ellos tienen el monopolio del corazón social.

I) El perro del hortelano ya perdió la lucha que sostuvo contra la economía moderna.
Su letanía fue que todo capital es un robo del trabajo ajeno y que la inversión siempre es explotación y dominación. Era fanáticamente estatista, pero nunca pudo explicar de dónde saldrían los recursos para asegurar el crecimiento y el empleo. Ahora la revolución tecnológica en la informática y las comunicaciones ha impulsado el enorme crecimiento del comercio y la economía mundiales y por un largo período el Perú se ha beneficiado por esa expansión. Es un hecho, el país crece al 9% anual, que su consumo nacional y familiar aumenta al 8%. Por ejemplo, la construcción, que crece al 21% anual, da trabajo a cientos de miles, las carreteras avanzan a razón de 4 kilómetros por día, los teléfonos se han duplicado y el comercio aumenta.

La realidad ha derrotado al perro del hortelano. Ahora reconoce: "Sí, la economía está bien" pero repite una nueva letanía.

II) Dice: "El Gobierno no hace nada para reducir la pobreza".
Pero en este tema, igual que antes, niega la realidad que ve, porque si se suman los gastos que el Estado actualmente hace a favor de los pobres, se obtiene las siguientes cantidades ejecutadas el año 2007:
1) Programa Juntos: S/.497 millones para 373.000 hogares, con un total de 1'934.000 beneficiados.
2) Pronaa: distribución de alimentos por S/.595 millones para 1'222.600 familias, con un total de 6'113.000 beneficiados.
3) Programa de lucha contra el analfabetismo: que ya alfabetizó a 660.000 peruanos, comenzando por Huancavelica y Ayacucho, con un total de S/.88 millones ejecutados en 718 distritos.
4) Agua para Todos (Pronasar): S/.654 millones en 404 obras en Lima y provincias para un total de 2'500.000 beneficiarios en 288 distritos.
5) Electrificación rural por un total de S/.262 millones en 310 obras, de las cuales ya se concluyeron 62, con 44.000 conexiones domiciliarias, beneficiando a 220.000 habitantes.
6) Vaso de Leche que, aunque es un programa municipal, es financiado directamente por el Estado por un total de S/.352 millones para 5'000.000 de niños beneficiados.
7) Provías Descentralizado, con un monto total de S/.108 millones para rehabilitar y dar mantenimiento a 390 km de caminos vecinales, mejorar 233 km de caminos departamentales y la conclusión de los puentes Socabaya, en Arequipa; Coporaque, en Cusco; Carrasquillo, en Piura y Franco, en Tumbes.

Además, la construcción de grandes vías como la Interoceánica, por un total de S/.1.506 millones, beneficiando a 2'500.000 pobladores de los departamentos del sur. Pero también las obras de la Interoceánica Norte de Piura a Tarapoto y Yurimaguas, que facilitará la conexión y el comercio con zonas hasta ahora aisladas.
8) Pronamachcs con S/.129 millones en proyectos de infraestructura agraria para un total de 687.000 beneficiarios, destacando en este año la ejecución de 7.275 cobertizos para ganado que permitirán a los ganaderos y alpaqueros evitar la mortandad de sus animales.
9) El Seguro Integral de Salud (SIS), que ha incorporado a 6'983.000 peruanos en los últimos 18 meses, con un presupuesto de S/.320 millones en atenciones y medicinas, que es 17% superior al presupuesto del año 2005. Ha hecho 21'500.000 atenciones y 59.000 operaciones para el total de sus asegurados gratuitos, que son los más pobres.
10) Programa de Internet y Servicio de Banda Ancha Rural, para 7.000 localidades, la mayor parte de ellas situadas en los 811 distritos más pobres del país y que permitirá la comunicación y comercialización de bienes.
11) Construyendo Perú, con un presupuesto de S/.202 millones, dio trabajo temporal a 214.000 personas en períodos de 4 meses, brindando capacitación a 30.000 de ellas.
12) Cofopri, que con una inversión de S/.71 millones ha entregado ya un total de 250.000 títulos urbanos y rurales.

Todo esto hace un total de S/.3.278 millones para el año 2007 solo en estas acciones directas para los más pobres. Y en el año 2008 esta cifra alcanzará a S/.4.500 millones.

III) El perro del hortelano acepta: "Hay programas contra la pobreza". Pero dice: "No están debidamente articulados".
Tiene que objetar porque para él opinar significa oponerse y, a fin de cuentas, la culpa siempre es de los demás, jamás de él. Pero otra vez se equivoca, porque todos los programas han sido focalizados para actuar al mismo tiempo en los 811 distritos más pobres y su concertación avanza bajo las normas de la estrategia Crecer, cuyo objetivo central es la lucha contra la desnutrición infantil que es el punto más profundo de la miseria. Crecer es un programa social polivalente y múltiple, con metas multianuales y supervisión independiente.

Pero, además, es un sistema con prioridades organizadas científicamente. Siguiendo el modelo propuesto por Sembrando, institución privada dirigida por mi esposa Pilar Nores, las prioridades comienzan en la vivienda mejorada, en alejar el humo de la cocina y en la construcción de letrinas bien situadas, para frenar las enfermedades broncopulmonares y gastrointestinales que impiden la nutrición y el desarrollo del niño. Luego, la desparasitación, el cambio de hábitos alimenticios, la orientación de las postas de salud a la medición y seguimiento concretos de cada niño y madre gestante. Con ello, la acción de los programas Juntos, del agua potable, de la alfabetización, de la electrificación y el riego, etc.

Pero todo ello hay que integrarlo dentro del cuadro total de la inversión social del Estado a través de sus ministerios de Educación, Salud, Justicia, Mujer, Trabajo y de otros niveles descentralizados que suma S/.15.092 millones en el 2007. Y si a ello agregamos gastos de asistencia, de previsión y de atención social, el total del gasto social fue de S/.29.645 millones en 2007, es decir, el 51% del gasto general, y está proyectado a S/.34.177 millones en el presupuesto del 2008. El gasto social se ha duplicado en relación al año 2005. ¿Quién dice que no se hace nada contra la pobreza?

También es necesario destacar que la inversión social descentralizada se aplica a la pobreza provinciana. Tal como fue mi compromiso, este año, al igual que el 2007, las 2/3 partes de toda la inversión se hará por los gobiernos regionales y locales. Mas allá de sus problemas de eficacia, hay que mantener ese rumbo, que asegura mayor participación democrática y que conducirá poco a poco a una mejor gestión. En este año, los gobiernos regionales y municipales tienen para inversión en obras nuevas: a) S/.2.100 millones del presupuesto nacional. b) S/.5.760 millones por canon minero y petrolero. c) S/.5.400 millones depositados en el Banco de la Nación. d) S/.340 millones por otras fuentes. Es un total de S/.13.600 millones de inversión para los gobiernos regionales y municipales y les toca a ellos también luchar contra la pobreza haciendo las obras necesarias.

Esto es cuatro veces más que lo que se presupuestó como inversión regional o municipal en el año 2005 (S/.3.237 millones). ¿Puede el perro del hortelano continuar con su falsedad, o es que tiene miedo de que el país avance, que aumente la inversión y que se reduzca la pobreza porque entonces nadie más lo escuchará?

IV) No sale de su pobreza intelectual y quiere impedir que otros salgan de su pobreza material y educativa.
Escribe y opina repitiendo su letanía, desalentando, empujando a los extremistas a protestar por todo y contra todo, pero jamás llega a movilizar entre bloqueos y marchas a más de 10.000 activistas agresivos y callejeros. Usa esa tropa, arrastrándola con premeditado engaño: "Se van a privatizar los colegios", "Se va a vender Machu Picchu", "Se va a chilenizar la selva", "Se va a recortar los derechos laborales", etc.

Y como nuestra educación de precarios contenidos y mala calidad no enseña a comprender, ni a razonar críticamente, aún tiene algunos crédulos que lo escuchan. Por eso no acepta una verdadera revolución educativa. Siempre hay que oponerse para que quien se cree tuerto sea rey en el país que quiere mantener en la ceguera.

Ahora que la batalla ya no es económica porque el mundo aplastó en ese tema al perro del hortelano, este se presenta como antiminero pluriculturalista y patriotero. Dice: "Que los terrenos eriazos se queden como están, que la riqueza forestal de la Amazonía no se aproveche, que no se construyan hoteles cerca de los monumentos arqueológicos". No sabe que en la Torre Eiffel, siendo el mayor atractivo de París, existen desde su origen dos restaurantes privados que son los que más recursos dan a ese monumento al cual, por cierto, suben 8 millones de personas anualmente, mientras aquí el perro del hortelano discute si Machu Picchu puede recibir más de 500.000 personas por año. Tampoco sabe que en las pirámides, en el coliseo romano o en los palacios mayas de Chichén Itzá, hay hoteles y lugares de restauración.

Error o ignorancia. El perro del hortelano tiene una visión parroquial y acomplejada. Para él todo es estratégico: los puertos, los terrenos desforestados, los aeropuertos como antes decía que eran estratégicos y estatales el arroz (Ecasa), la sal (Emsal), la leche (Enci), el tabaco (Enaco), las comunicaciones (Compañía Peruana de Teléfonos), todas las minas, el cemento, el pescado, la televisión y las radios, etc. Por ese razonamiento nunca hubo inversión y perdimos la carrera ante nuestro rival económico del Pacífico... momentáneamente.

Cada año más de 560.000 jóvenes se incorporan a buscar empleo. El Estado no puede crear 560.000 puestos públicos para ellos porque el pueblo tendría que pagarles durante toda su existencia y luego pagar sus pensiones. Solo la inversión nacional o extranjera puede crear esos empleos. Esta es la ley de la realidad. Pero el perro del hortelano dice: "Que el Estado dé trabajo, que el Estado mejore los servicios, que haga los puertos y las grandes obras porque las carreteras deben ser gratuitas en su recorrido y las concesiones son negativas, que el Estado baje los impuestos, pero que haya más policías y que me suba los sueldos públicos".

Para ello se opone al cambio y bloquea carreteras y puertos, para que al final todo estalle, y después el perro del hortelano pueda volver a su primera letanía: "Ha fracasado el Estado burgués", "Ha fracasado el capitalismo". El perro del hortelano cree aún que la tierra es cuadrada y que el sol gira alrededor. Cuando se reduzca la pobreza y mejore la educación, ¿a dónde

No hay comentarios: