lunes, 29 de julio de 2013

Nueva ministra de Cultura

15:37  Nueva ministra de Cultura pondrá en valor monumentos arqueológicos  
Lima, jul. 24 (ANDINA). La flamante ministra de Cultura, Diana Álvarez Calderón, anunció hoy que dedicará esfuerzos para poner en valor los monumentos arqueológicos del país, en un trabajo conjunto entre el Estado y el sector privado.
El Presidente de la República, Ollanta Humala, tomó juramento a la nueva ministra de Cultura, Diana Álvarez Calderón, en Palacio de Gobierno. Foto: ANDINA/Marco del Río.
El Presidente de la República, Ollanta Humala, tomó juramento a la nueva ministra de Cultura, Diana Álvarez Calderón, en Palacio de Gobierno. Foto: ANDINA/Marco del Río.

Tras jurar como nueva titular del sector Cultura, en Palacio de Gobierno, afirmó que tiene mucho entusiasmo en dirigir ese esfuerzo, porque Perú posee innumerables huacas y restos arqueológicosque pueden ser recuperados.

"Impulsaré activamente que se pongan en valor, aunque haya que buscar hasta en gobiernos extranjeros los recursos necesarios, y, por qué no, ver la posibilidad de hacerlos con la empresa privada también", aseguró en TV Perú.

Recordó que los peruanos desconocen la gran cantidad de estos patrimonio culturales, y sólo saben de los más conocidos como la huaca Pucllana, de la cual fue activa funcionaria de la municipalidad de Miraflores, en Lima, para establecer un museo de sitio.

Álvarez Calderón agregó que otro centro arqueológico de gran importancia es Choquequirao, en la provincia cusqueña de La Convención, cuyas características bien ameritan su puesta en valor.

Sostuvo que durante su anterior labor en el Ministerio de Justicia, la Defensoría del Pueblo y el municipio miraflorino, adquirió una gran experiencia en juntar al sector público con la empresa privada en varios proyectos.

"Pienso que no es tan complicado juntar a la empresa privada y al Estado para poner en valor los monumentos arqueológicos", anotó.

(FIN) JCP/JCP
GRM

Delimitan 21 monumentos arqueológicos de Lima

Delimitan 21 monumentos arqueológicos de Lima Metropolitana para protegerlos  
Lima, ago. 05 (ANDINA). Un total de 21 monumentos arqueológicos de Lima Metropolitana cuentan con los hitos oficiales que definen sus límites, informó hoy el director de Arqueología del Ministerio de Cultura, Luis Cáceres Rey.
Con hitos protegen monumentos arqueológicos de Lima Metropolitana. Foto; Andina/Difusión
Con hitos protegen monumentos arqueológicos de Lima Metropolitana. Foto; Andina/Difusión

El funcionario indicó que se trata de una actividad de carácter permanente que está dentro de los lineamientos de la Ley N° 27721, que declara de interés nacional el inventario, el catastro, la investigación, la conservación, la protección y la difusión de los sitios y las zonas arqueológicas del país.
Anotó que los trabajos constituyen una medida de protección ante las amenazas de invasión que puedan dañar el patrimonio inmueble, y que para ello se cuenta con la población que vive en los alrededores de  los monumentos.
Según indicó, en el mes de julio se han delimitado las áreas intangibles de los sitios arqueológicos Villa Toledo (Cieneguilla), Maranga 25 (San Miguel), Canto Chico (San Juan de Lurigancho), Muralla de Tungasuca (Comas – Carabayllo)s, Huaca Caudivilla y Con Con (Carabayllo). Todos ellos, han sido declarados Patrimonio Cultural de la Nación.
Este mes se continuará con los trabajos de colocación de hitos en los distritos de Los Olivos, Ate, San Juan de Lurigancho, Comas y San Martín de Porres.
(FIN) NDP/ART

miércoles, 10 de julio de 2013

Perú aclara el misterio de la pirámide destruida. BBC, 5/7/13

Perú aclara el misterio de la pirámide destruida

El Paraíso
La destrucción de una pirámide perteneciente al complejo arqueológico El Paraíso, el más grande y antiguo de la zona metropolitana de Lima, en Perú, fue reportada por la prensa nacional e internacional a comienzos esta semana. La noticia, sin embargo, mostró imprecisiones sobre la magnitud y gravedad de los daños.
En conversación con BBC Mundo, el viceministro de Patrimonio Cultural e Industrias Culturales de Perú, Rafael Varón, confirmó que una pirámide de unos 4.500 años de antigüedad fue completamente demolida por "delincuentes".
"La pirámide fue destruida desde su base por delincuentes que ingresaron sin previo aviso y amenazaron a los arqueólogos", explicó el funcionario.
Se trata de la "pirámide número doce", una de las cuatro estructuras que han sido halladas en el complejo de El Paraíso, que tiene un área aproximada de 62 hectáreas.
El nombre de la pirámide fue la raíz de la confusión, pues daba a entender que en el complejo existían 12 pirámides, en lugar de cuatro. Según la explicación ofrecida por el viceministro Varón, el sitio arqueológico de El Paraíso está dividido en 12 áreas y la pirámide destruida se encuentra en la zona número 12.
A primera vista, la pirámide lucía como un montículo. "En la fotografía aérea se veía como una pequeña colina. Allí dentro se encontraba la estructura, tapada por tierra y pequeñas piedras. Ahora que eso fue destruido, lo único que queda es el cimiento. O al menos eso es lo que suponemos, porque no hemos excavado", explicó.

El día de la destrucción

"Quienes destruyeron la pirámide, que estaba completamente cubierta de tierra, utilizaron maquinaria pesada: un cargador frontal y una pala mecánica. Su altura era de seis metros y su base medía entre 2.200 y 2.500 metros cuadrados", informó el viceministro peruano de Patrimonio Cultural e Industrias Culturales.
Según el relato oficial, los vándalos quemaron basura para ocultar lo que estaban haciendo. En esa zona arqueológica había criaderos ilegales de cerdos ("chancherías"), que unos días antes del suceso fueron retirados por la municipalidad de San Martín de Porres. Los desperdicios que quedaban fueron aprovechados para el incendio.
El Paraíso
Una edificación reconstruida por el suizo Frederic Engel, aproximadamente en 1965, es la más llamativa del complejo.
"Era un sábado por la tarde, en un horario en el que no se trabaja. Había un vigilante, contratado por el ministerio de Cultura, pero estaba en la zona central del complejo. Una asociación sin fines de lucro que presta su apoyo a la protección del sitio, llamada Kapaq Sumaq Ayllu, fue la que dio la voz de alerta. Aunque cuando llegó la policía la pirámide número 12 ya había sido demolida, se pudo evitar que continuara la destrucción", continuó Varón, quien aseguró que los delincuentes tenían la intención de destruir dos pirámides más.
El gobierno de Perú sostiene que en el sitio arqueológico de El Paraíso quedan aún otras tres pirámides en pie que no han sido desenterradas. Sin embargo, éstas no podrán servir de guía para la reconstrucción de la pirámide demolida, pues a estas alturas ya no hay manera de saber si era igual o no a las que lograron salvarse.

Paraíso antiguo

Se calcula que las pirámides de El Paraíso fueron construidas en la misma época que otros dos sitios arqueológicos de importancia en Perú, Caral y Kotosh, hace 4.500 años, aproximadamente.
"Estos vándalos tenían la intención de destruir dos pirámides más"
Rafael Varón, viceministro de Patrimonio Cultural e Industrias Culturales de Perú
"Se supone que fue uno de los puntos en los que se dio el paso de la pesca, la caza y la recolección hacia la agricultura. Está ubicado a unos cinco kilómetros del mar, en un valle muy fértil del río Chillón. En las excavaciones que se han realizado, se han encontrado fogones con restos de comida, maíces muy primitivos, restos de comida marina y también de productos agrícolas", contó Varón.
La primera excavación en El Paraíso comenzó a mediados de la década de 1960, bajo la conducción del arqueólogo suizo Frederic Engel, quien vivía en Perú y trabajaba en la Universidad Nacional Agraria de la Molina.
Años más tarde, en diciembre de 2012, el Ministerio de Cultura de Perú retomó las excavaciones en el lugar. "Desde entonces se ha ido recuperando material, limpiando el sitio, mejorándolo en cuanto los aspectos paisajísticos", señaló.

Las sospechas

Los daños fueron causados por "delincuentes desconocidos", en palabras del viceministro Varón. Sin embargo, el viceministro comentó la denuncia a dos compañías inmobiliarias, Provelanz E.I.R.L. y Alisol S.A.C., realizada por el Ministerio de Cultura ante los tribunales, por ampliar su área de operaciones sin respetar la zona arqueológica.
Por el momento, ninguna de las dos empresas se han manifestado al respecto.
"Según la ley peruana, el propietario de un terreno tiene todo el derecho a su propiedad, pero debe excluir el área arqueológica, que no le pertenece al privado sino al Estado. Estas dos inmobiliarias son propietarias de este terreno que tiene en numerosos espacios áreas arqueológicas delimitadas y declaradas intangibles de acuerdo a ley", explicó el ministro.
"Lo que buscan, y eso lo sabemos porque nos han dirigido numerosas comunicaciones, es extender su dominio lo más posible. Incluso nos han propuesto donar parte de sus terrenos a cambio de que les dejemos otras zonas en donde también hay restos arqueológicos. Eso, evidentemente, no lo hemos aceptado", concluyó Varón.

domingo, 7 de julio de 2013

Quilcas saquedas en Ite, Tacna. De mal en peor

Sin ningún criterio técnico la Dirección de Arqueología del Ministerio de Cultura (Lima) ha dispuesto que las quilcas saqueadas del sitio arqueologico con petroglifos Las Peñas sean "devueltas". Asi como se lee "devueltas". El autor de la propuesta de "devolución" es el arqueólogo Hugo Benavides, quien aparentemente no tiene ni la menor idea de lo que ha hecho o dicho en su disposición (tendra experiencia alguna en el estudio del arte rupestre?) y pretende que un material guaqueado, saqueado y removido sea simplemente devuelto, como se devuelve un libro de su anaquel. Esta absurda propuesta refleja la incapacidad del Ministerio de Cultura para el tratamiento de los bienes arqueológicos como las quilcas, que constituyen materiales arqueológicos no convencionales, cuya  estimacion no puede partir de un criterio antitecnico o de una actitud despreciativa, como si no tuvieran importancia.

Es probable que el sr Benavides crea que al "devolver" las quilcas le esta haciendo el favor al sitio, cuando lo que hace es destruir y disturbar la integridad material que este contiene, mediante la alteración de su contexto primario de disposicion y significados; lo que va a suceder cuando se devuelvan las piedras al sitio. No existe la "devolucion" en arqueología, y si no se conocen las condiciones exactas de ubicación, dispocicion, orientación, etc, original de las quilcas, lo que se va ha hacer es destruir más el sitio. El Ministerio de Cultura de mal en peor...

GT 





El 60% de las huacas de Lima está en riesgo de ser invadido. EC, 7/7/13

DOMINGO 7 DE JULIO DEL 201311:45

El 60% de las huacas de Lima está en riesgo de ser invadido

De los 366 sitios que quedan, solo 44 están debidamente inscritos en Sunarp. La mayoría de zonas arqueológicas no está delimitada y requiere seguridad policial
El 60% de las huacas de Lima está en riesgo de ser invadido
(Karen Zárate/El Comercio)
LOURDES FERNÁNDEZ CALVO

La zona arqueológica monumental Huaycán de Pariachi tiene 60 hectáreas de extensión, cerca de 500 años de antigüedad y un pequeño asentamiento humano dentro de ella. Cuenta María Fe Espinoza, arqueóloga del Ministerio de Cultura, que la primera invasión a este complejo, que albergó a la sociedad prehispánica Ichma por el año 1200 d.C., ocurrió hace más de 30 años, cuando una familia se instaló en parte del sitio.

Actualmente, pese a las denuncias judiciales, los pobladores han llegado a ocupar 30 hectáreas de la zona arqueológica. “Ya no sabremos qué elementos valiosos hay debajo de esas casas”, lamenta la arqueóloga.

En Lima Metropolitana quedan 366 monumentos arqueológicos. De ellos, el 60% está en riesgo de ser invadido y estropeado por la expansión de la urbe o por mafias de traficantes de terrenos. Según Luis Cáceres, jefe de la Dirección de Arqueología del Ministerio de Cultura, son las huacasubicadas en las zonas periféricas de Lima –como Ate, Carabayllo y Pachacámac, entre otras– las que están más expuestas.

“La mayoría está en riesgo, pero hace falta un estudio para precisar el estado en el que se encuentra”, recuerda.

Cáceres asegura que las 366 huacas han sido declaradas Patrimonio Cultural de la Nación, lo que les otorga un carácter de intangibilidad. Sin embargo, señaló que solo 44 de ellas, es decir el 12%, están inscritas ante la Superintendencia Nacional de Registros Públicos (Sunarp).

“Los que invaden se valen de títulos de propiedad, ya que el 98% de las huacas está a nombre de terceros. Lo que le queda al ministerio es inscribirlas en registros públicos con una carga cultural para que se conozca de su intangibilidad”, precisa Cáceres, al recordar que este trámite requiere un presupuesto importante que el ministerio actualmente no posee.

En los últimos diez años, se han presentado 294 denuncias por atentados a zonas arqueológicas de Lima ante la fiscalía. La más reciente fue por la destrucción de una de las pirámides de la huaca El Paraíso, en San Martín de Porres.

Además de su situación legal, las huacas de Lima tienen un crónico problema de delimitación. Un porcentaje mínimo se encuentra demarcado y protegido legalmente por hitos de demarcación. (Ver infografía.)

En la zona arqueológica de Cajamarquilla, ubicada en Lurigancho-Chosica y de una superficie de 150 hectáreas, por ejemplo, no hay cerco que separe el monumento de la población. La inmensidad del lugar es atravesada por autos sin restricción.

Solo algunos paneles de concreto del Ministerio de Cultura advierten de la importancia de la zona. Invertir en cada uno de estos paneles le cuesta al ministerio entre S/. 3 mil y S/. 5 mil. Pensar en construir un cerco, entonces, se convierte en utopía. “Siempre hay fumones y hasta violaciones; los delincuentes se aprovechan de la inseguridad”, nos cuenta uno de los dos vigilantes de la zona.

Según algunos vecinos de los asentamientos humanos Santa Cruz y Paraíso, la huaca es un peligro y urge de presencia policial. El subgerente de serenazgo de Chosica, Juan Pucamayo, asegura que diariamente patrullan el monumento, pero que esa labor debe encabezarla la policía. Esta entidad indica que la responsabilidad es de la Policía de Turismo. Sin embargo, agentes de esta división refieren que no cuentan con personal para esa labor.

Desde el Congreso, el presidente de la Comisión de Cultura y Patrimonio, Ramón Kobashigawa, dice que se está buscando proteger a los complejos arqueológicos con un proyecto de ley. “Ya pasó al pleno y esperamos que se debata en la próxima legislatura”, es su deseo.

martes, 2 de julio de 2013

Viceministro de Cultura se pronuncia sobre destrucción de huaca "El Paraiso". LR, 1/7/13

Insólito

Viceministro de Cultura se pronuncia sobre destrucción de huaca "El Paraiso"

Izquierda: pirámide destruita. Derecha: cómo hubiese quedado la pirámide de haberse reconstruido (Foto: Rosario Seminario - ElComercio.pe)
Izquierda: pirámide destruita. Derecha: cómo hubiese quedado la pirámide de haberse reconstruido (Foto: Rosario Seminario - ElComercio.pe)
5
El hecho ocurrió el pasado sábado cuando una decena de trabajadores de construcción civil ingresó clandestinamente al lugar y, con una pala mecánica y una retroexcavadora, derribó la pirámide de 6 metros de alto y más de 2.000 metros cuadrados de extensión.
Luego de que se hiciera público de que una de las 12 pirámides del complejo arqueológico Huaca El Paraíso fue destruida e incinerada por un grupo de sujetos aún no identificados, el Viceministro de Patrimonio Cultural e Industrias Culturales, Rafael Varón Gabai, se pronunció al respecto.
En un comunicado el funcionario lamentó el accionar de estas personas y pidió el mayor castigo posible para quienes el pasado sábado derribaran la pirámide de 6 metros de alto y más de 2.000 metros cuadrados de extensión.
Lea el comunicado a continuación:
El pasado sábado 29 de junio, alrededor de las 5 de la tarde, una banda de forajidos ingresó al Complejo Arqueológico El Paraíso, ubicado en la cuenca del río Chillón, muy cerca de su ribera y a muy poca distancia del mar de Ventanilla, y destruyó una pirámide de más de dos mil metros cuadrados de extensión. Los maleantes, quemando basura, provocaron una densa humareda para esconder su atentado y pretendieron destruir otras tres pirámides más del complejo, lo que felizmente no sucedió por la alerta de los vecinos.
Con sus aproximadamente 5 mil años, El Paraíso se remonta al Pre cerámico Tardío. Es uno de los monumentos arqueológicos más antiguos del Perú y, sin duda, el de mayor antigüedad de Lima y la costa central. Ahí se debió hablar el quechua originario que luego se extendería a todos los Andes, y en sus fogones, cuando todavía no se había descubierto la cerámica en el Perú, se debieron asar productos fruto de la primera agricultura en la región andina. En El Paraíso, según las hipótesis de los arqueólogos que lo han investigado, se dio el paso civilizatorio que lleva de la pesca, caza y recolección a la agricultura, actividad que exige sedentarismo y una organización social que permita que generaciones sucesivas administren frutos y semillas. En este complejo, los arqueólogos que vienen excavando en el proyecto del Ministerio de Cultura desde fines del año pasado, retomando aquellas investigaciones realizadas por Fréderic Engel, arqueólogo suizo afiliado a la Universidad Nacional Agraria de la Molina a mediados de la década de 1960, han encontrado pequeñas mazorcas de maíz y pallares, aunque aún no se había aprendido a preparar la chicha.
En El Paraíso trabajan cerca de 20 personas, muchas de ellas vecinas del monumento; el complejo tiene vigilancia permanente del Ministerio de Cultura y de la sociedad civil, a través de la Asociación Kapaq Sumaq Ayllu; la policía efectúa rondas y la Municipalidad Distrital de San Martín de Porres contribuye con la limpieza y preservación del lugar. Hace una semana cientos de escolares acudieron a El Paraíso al llamado municipal a celebrar el solsticio de invierno.
Recientemente, buena parte de los chancheros ilegales asentados en la zona intangible fueron erradicados por la Municipalidad. Los propietarios de los terrenos de la zona, trabados en un proceso con el Ministerio de Cultura, insisten en lotizar el área arqueológica, en remedo de lo que se ha hecho en Lima y otros lugares del país a lo largo de nuestra historia, plagada de destrucción indiscriminada del patrimonio, lo que ha resultado en la desaparición de muchísimos monumentos arqueológicos, más de la mitad de los que encontraron los conquistadores españoles a su llegada.
Los forajidos destructores de El Paraíso demolieron una pirámide de 6 metros de altura y 2500 m2 de extensión, privándonos para siempre del conocimiento arcano que ella contenía. El libro que nunca fue leído, como dijo Luis Cáceres, Director General (e) de Patrimonio Arqueológico del Ministerio de Cultura en el discurso de orden durante el izamiento del Pabellón Nacional, ha desaparecido para siempre. Paradójicamente, este acto delictivo sucedió la misma semana en que el Ministerio dio a conocer a la opinión pública un gran descubrimiento arqueológico en Huarmey, que probablemente cambie el conocimiento acerca del pasado prehispánico.
¿Tiene un mensaje para el Perú este atentado? No podemos decir que el lugar estaba descuidado o desprotegido, ni que es un monumento sin importancia o sin uso. Sí podemos decir que hay gente indeseable que busca el lucro de manera inescrupulosa y grosera. Pero más allá de estos maleantes que siguen presentes en la zona, con turbantes en la cabeza y profiriendo amenazas, refleja a un grupo de peruanos que necesita entenderse a sí mismos a través de sus raíces, que han perdido en el camino todo vestigio de amor y reconocimiento a su propia personalidad histórica.
Hoy solo nos queda luchar porque los culpables reciban el máximo castigo que la ley permite y motivarnos a reflexionar sobre el fin de El Paraíso.
Rafael Varón Gabai    
Viceministro de Patrimonio Cultural e Industrias Culturales
Ministerio de Cultura  

Arqueólogos de huaca El Paraíso denuncian amenazas de delincuentes. LR 2/7/13

Arqueólogos de huaca El Paraíso denuncian amenazas de delincuentes

Atroz. Matones derribaron pirámides con equipo pesado.
Atroz. Matones derribaron pirámides con equipo pesado.
8
Periódicamente se enfrentan con trabajadores presuntamente contratados por supuestos propietarios de los terrenos contiguos a la pirámide.
La destrucción de una pirámide, de cinco mil años de antigüedad, en la huaca El Paraíso (San Martín de Porres), por trabajadores de construcción, ha indignado al país entero. Pese a ello, los arqueólogos encargados del proyecto denunciaron que aún reciben amenazasde estos matones.
"En la mañana (del lunes), nos pidieron que nos fuéramos, que eran los dueños", contó indignado el arqueólogo Miguel Castilla, quien afirmó que ya se ha identificado a uno de los delincuentes, apodado 'El Negro Valderrama', del Fundo Oquendo.
Al respecto, el director del proyecto arqueológico El Paraíso, Marco Guillén, señaló que periódicamente se enfrentan con trabajadores, al parecer, contratados por supuestos propietarios de los terrenos contiguos a la pirámide.
"Es zona intangible. Pedimos mayor seguridad para trabajar tranquilos y que no atenten contra el patrimonio. ¡Hoy día mismo nuestra vida corre riesgo!", reclamó.
Por su parte, el viceministro de Patrimonio Cultural e Industrias Culturales, Rafael Varón, exigió que los culpables de este acto criminal reciban 'todo el peso de la ley'.

Destruyen El Paraiso. LR, 1/7/13

Destruyen pirámide de importante complejo arqueológico en Lima

Izquierda: pirámide destruita. Derecha: cómo hubiese quedado la pirámide de haberse reconstruido (Foto: Rosario Seminario - ElComercio.pe)
Izquierda: pirámide destruita. Derecha: cómo hubiese quedado la pirámide de haberse reconstruido (Foto: Rosario Seminario - ElComercio.pe)
Los arqueólogos solicitaron mayor seguridad ya que la destrucción de esta pirámide ha ocasionado un daño irreversible a la historia del país.
Una de las 12 pirámides del complejo arqueológico Huaca El Paraíso fue destruida e incinerada por un grupo de sujetos aún no identificados por la Policía.
El hecho ocurrió el pasado sábado cuando una decena de trabajadores de construcción civil ingresó clandestinamente al lugar y, con una pala mecánica y una retroexcavadora,derribó la pirámide de 6 metros de alto y más de 2.000 metros cuadrados de extensión.
Según el arqueólogo Marco Guillén Hugo, responsable del proyecto de investigación y puesta en valor de ese complejo, los sujetos arrojaron basura sobre los escombros de la pirámide y la incineraron.
“Intentaban destruir tres pirámides más, pero los vigilantes llamaron a la policía y huyeron”, precisó el experto para el diario El Comercio.
Los arqueólogos Miguel Castillo Rodríguez y Luis Flores Blanco, integrantes del proyecto, responsabilizaron a la Compañía y Promotora Provelanz E.I.R.L. y la inmobiliaria Alisol S.A.C, propiedad de Alicia Romaní Vargas, del ataque.
“No es la primera vez que intentan apropiarse del terreno. Ellos dicen ser los titulares pese a que esta es zona intangible”, sostuvo Flores Blanco.
DATOS
La Huaca Paraíso tiene una extensión de más de 64 hectáreas y pertenece al período Precerámico Tardío (2000 a.C. a 3000 a.C.). Es un complejo arqueológico casi tan antiguo como el de Caral.
Estos vestigios presentan varias similitudes con ambientes de las culturas Caral y Kotosh.