sábado, 15 de noviembre de 2014

APAR alerta sobre posible invasión masiva a geoglifos de la quebrada Santo Domingo. LR, Trujillo, 15/11/14

APAR alerta sobre posible invasión masiva a geoglifos de la quebrada Santo Domingo

23-1.jpg
Comentar1

CON PLANTÓN. Exigieron que la Dirección Regional de Cultura detenga el inminente daño a este sitio arqueológico.
Lucyana Zavaleta Urtecho
Trujillo
La quebrada de Santo Domingo, ubicada en la margen izquierda del valle Moche, contiene una de las más extraordinarias muestras de geoglifos de todo el planeta. Sin embargo, esta riqueza cultural se encuentra en grave riesgo, según advirtió la Asociación Peruana de Arte Rupestre (APAR), cuyos representantes realizaron ayer un plantón frente a la Dirección Regional de Cultura para pedir que se preserve este valioso patrimonio.
El último domingo, algunos de los manifestantes visitaron la quebrada y pudieron observar que el terreno está siendo delimitado con cal; es decir, que se está lotizando la zona para posteriormente repartirla, advirtió Víctor Corcuera Cueva, miembro de APAR.
“Son diseños confeccionados sobre la superficie de dos a tres metros, muchos más pequeños que los de Nazca. Hay senderos arqueológicos, hay talleres del período lítico, estamos hablando de vestigios de por lo menos 13,000 años de antigüedad. No podemos permitir que se pierdan, sería una vergüenza que algo así suceda”, manifestó Corcuera Cueva.
Las invasiones en quebrada Santo Domingo, según los entendidos, datan del año 2008, pero es recién en el 2012 en que APAR presenta una denuncia formal en Lima, cuando aún se podía detener el perjuicio a los geoglifos. No obstante, hoy se aprecian daños en por lo menos un kilómetro.
Los geoglifos de Santo Domingo ocupan un terreno de aproximadamente 32 kilómetros, lo que equivale a tres veces el área sobre la que se ubica Chan Chan.
Corcuera Cueva hizo hincapié en que una de las formas de detener el daño irreversible que se puede producir en este patrimonio es que se destruya el puente que cruza el canal Chavimochic, pues a través de él solamente se llega a la zona de geoglifos. “También se puede construir un muro de concreto armado para evitar que ingrese maquinaria pesada”, aseveró.
FALTAN RECURSOS
Si bien la directora regional de Cultura, María Elena Córdova Burga, ha admitido que no cuenta con los recursos suficientes para proteger a los más de 15,000 sitios arqueológicos que se encuentran registrados en La Libertad, ha asegurado que su gestión no ha actuado con negligencia en este caso.