miércoles, 30 de enero de 2013

Túneles en cerro Puruchuco. EC 28/1/13

LUNES 28 DE ENERO DEL 201309:57

Ate recibió autorización para construir túneles en cerro Puruchuco

Alcalde Óscar Benavides informó que el Ministerio de Cultura aprobó los estudios técnicos para continuar con la ampliación de la Av. Javier Prado
(Foto: Archivo El Comercio / Video: Canal N)
El alcalde de Ate, Óscar Benavides, informó que ha recibido la autorización del Ministerio de Cultura para la construcción de un túnel doble en el cerro Puruchuco con el fin de ampliar la avenida Javier Prado.
Según dijo el burgomaestre esta mañana, la citada cartera aprobó los estudios técnicos para realizar la construcción, que se desarrollaría en 30 días.
“Más o menos, debe estar dentro de un mes”, adelantó Benavides desde el mismo cerro Puruchuco, agregando que para las obras “no se va a utilizar dinamita, se va a utilizar cemento expansivo”.
Asimismo, refirió que son más de 2 millones de pobladores de Lima Este los que se beneficiarán con la culminación de la obra.
Como se informó, la ampliación de la Av. Javier Prado causó polémica entre el Concejo de Ate y el sector Cultura. Inicialmente se había planteado un tajo abierto, pero este último consideraba que afectaría el complejo arqueológico de Puruchuco.
El Ministerio de Cultura había propuesto como alternativa la construcción de un túnel. Posteriormente, Provías Nacional confirmó en enero del 2012 que el Ministerio de Transportes y Comunicaciones apoyará con fondos y asistencia técnica la construcción.
CRONOLOGÍA
[21/7/2011] Se da el primer paso para el inicio de las obras. Tres mil comerciantes que ocupaban el mercado de Ceres desde hace años son desalojados.
[3/10/2011] Raúl Torres, director de Provías Nacional, informa que la construcción del ‘by-pass’ de Ceres no tiene fecha de inicio.
[4/12/2011] El Concejo de Lima anuncia que apoyará con S/.9 millones al Concejo de Ate para asegurar la prolongación de la Av. Javier Prado.
[6/12/2011] Se inician la construcción del ‘by-pass’ y la ampliación de la Av. Javier Prado, a la altura del km 6 de la Carretera Central.
[18/12/2011] El Ministerio de Cultura informa que no firmarán una resolución que autorice cortar el cerro Puruchuco por ser “antiético e inmoral”.
[12/1/2012] Provías anuncia que por encargo del MTC se evaluarán alternativas al corte a tajo abierto en el cerro Puruchuco. Señalan que consideran un túnel.
[16/6/2012] La Municipalidad de Ate inició los trabajos de limpieza y nivelación en el cerro Puruchuco.

miércoles, 23 de enero de 2013

Rally Dakar afectó fósiles y geoglifos de Paracas. La Voz de Ica, 17/1/2013


Rally Dakar afectó fósiles y geoglifos de Paracas

  • PDF
Ica.- Tal como lo advirtió oportunamente LA VOZ DE ICA, el Rally Dakar 2013 destruyó restos fósiles de una ballena ubicada en el circuito Cerro Blanco, donde se ubica el mayor número de elementos paleontológicos que datan de más de 30 millones de años.
Así lo confirmó a la prensa el Alcalde de Ocucaje, Pablo Alvites, luego de recorrer la zona paleontológica y comprobar in situ el daño al patrimomio turístico.
Refirió que según las huellas de las llantas los vehículos corredores se salieron de la ruta e invadieron la zona paleontológica, dañando restos fósiles como las vértebras de una ballena. Dijo que los organizadores del rally solicitaron la asesoría de un biólogo y no de un paleontólogo que tiene mayor conocimiento del tema.
El burgomaestre manifestó que el Director de Patrimonio del Ministerio de Cultura de Ica, Rubén García, tiene conocimiento de los daños ocasionados por el Dakar, por lo que espera que la entidad emita un pronunciamiento frente a lo sucedido y no se oculte nada.
El representante del Comité de Promoción Turística y Cultural de Ocucaje, Pedro Neyra, emitió en su cuenta de facebook un enérgico pronunciamiento por el atentado que había sufrido el cementerio paleontológico más grande del mundo.
Geoglifos Paracas
El Rally Dakar 2013 por no observar rigurosas medidas de prevención también afectó los geoglifos de una civilización más antigua a la de Nasca, ubicados en Paracas a la altura de Pozo Santo, donde la iconografía es distinta a la que existe en la Pampa de Jumana.
En la zona existen daños comprobados de huellas de vehículos que han pasado cerca y sobre los geoglifos, asi como un fuerte impacto ambiental contra el desierto provocado por la basura y desechos dejados por la gente atraída por el Rally. Por estos motivos, los conservacionistas han dicho que la zona de Pisco a Nasca no debe formar parte del circuito de los vehículos corredores, debido a que en ella se ubican cientos de restos fósiles, gran diversidad de geoglifos y cementerios precolombinos, los mismos que se ven afectados grandemente por la competencia que más busca ingresos económicos aunque se tenga que sacrificar nuestro preciado Patrimonio Cultural y Turístico. (DBD)

lunes, 21 de enero de 2013

Ingemmet responde al Ministerio de Cultura. La República 21/1/2013


Cartas 21-01-2013

Ingemmet responde al Ministerio de Cultura
Señor Director:
Tengo a bien dirigirme a usted en referencia a la publicación aparecida en las páginas 2 y 3 del diario de su dirección bajo el título “La ruta del Dakar en Ocucaje puso en riesgo zonas paleontológicas”, en las cuales se señala que recogiendo la información del doctor Luis Enrique Cáceres Rey, director de Arqueología de Ministerio de Cultura, se afirma que para delimitar las rutas por las que podría pasar la competencia al Rally Dakar 2013 “se pidió colaboración a las dos instituciones estatales más calificadas: Ingemmet y el Museo de Historia Natural de San Marcos, pero estas no emitieron respuesta”.
Sobre el particular debo manifestarle que en nuestra institución no obra ningún requerimiento del director de Arqueología del Ministerio de Cultura ni de otra instancia de dicha dependencia estatal pidiendo nuestra participación, la que gustosamente hubiéramos brindado como ente científico que tiene entre sus funciones la de desarrollar proyectos y estudios de investigación en el campo de la paleontología, entre otros campos científicos.
Giovana I. Alfaro Olivera
Unidad de Relaciones Institucionales INGEMMET

La ruta del Dakar en Ocucaje puso en riesgo zonas paleontológicas. La Republica 14/1/2013


La ruta del Dakar en Ocucaje puso en riesgo zonas paleontológicas

Esqueleto de ballena fosilizada en el yacimiento de "Cerro La Bruja". Se calcula la presencia de 20 especímenes de vertebrados por cada 100 metros.
4
Las otras huellas del Rally. Las etapas 2 y 3 de la famosa carrera surcaron el desierto de Ica, atravesando una de las áreas con mayor concentración mundial de fósiles marinos. Los yacimientos paleontológicos de Cerro La Bruja, Los Médanos y Cerro Colorado estuvieron en serio riesgo con el paso de los fierros.
Beatriz Jiménez
y José Carlos Díaz.
Hace unos 25 millones de años, el desierto de Ocucaje era una zona marina tropical de aguas poco profundas en la que habitaban gigantescas ballenas, delfines, focas, cocodrilos, tiburones, perezosos acuáticos y moluscos, entre otras especies del Mioceno.
Sus miles de esqueletos fosilizados, preservados gracias al sílice producto de erupciones volcánicas submarinas, fueron testigos –por segundo año consecutivo– de dos etapas del Rally Dakar 2013 (Pisco-Pisco y Pisco-Nasca).
El recorrido del Dakar fuera de pista es secreto incluso después del paso de los vehículos, según informó el propio Ministerio de Cultura. Sin embargo, La República accedió a los mapas de la ruta por el desierto iqueño, y con la ayuda del Museo de Historia Natural de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos identificó los yacimientos paleontológicos con mayor concentración de fósiles presentes en las inmediaciones de la ruta.
La etapa 2 del Dakar se adentró en ese antiguo fondo oceánico tras pasar la localidad de Ocucaje. Cientos de vehículos rodearon Cerro La Bruja, donde está una de las mayores concentraciones de fósiles de este desierto, para luego entrar en la pampa de Los Médanos, áreas supuestamente protegidas por la Ley General de Patrimonio Cultural de la Nación (Ley 28296).
Tras dejar atrás Los Médanos, la comitiva del Dakar se encaminó hasta las inmediaciones de Cerro Colorado, donde fue hallado el esqueleto de la bautizada como "Leviatán", una ballena de más de 16 metros de largo que hoy se expone en el Museo de Historia Natural. La etapa culminó en la zona de Pozo Santo, un área del desierto en la que se estableció el campamento.
En la segunda etapa, los cientos de vehículos del Dakar volvieron a repasar este desierto, surcando de nuevo las cercanías de Cerro Colorado y sumando a su ruta otra zona de fósiles conocida como Quebrada Perdida, para después enrumbarse hacia Nasca.
"¿Qué le trae a Ocucaje el bendito Dakar", se pregunta Pablo Albites, alcalde del pequeño y abandonado pueblo de Ocucaje. "Solo basura y daños”.
Mientras universidades extranjeras exponen fósiles saqueados de las arenas de su desierto, Ocucaje lleva años luchando por poder tener un museo paleontológico que atraiga a los turistas. Ahora, a los saqueos se une la preocupación por el paso del Dakar.
"El Dakar nos trata como si nosotros también fuéramos fósiles", reclama.
Tras las pistas
El pasado viernes, La República siguió las huellas del Dakar por el desierto de Ocucaje junto al director de la Asociación Museo Paleontológico Meyer Hönninger, Klaus Hönninger.
En el mes de diciembre, Hönninger denunció junto con Carlos Vildoso, director del Instituto Peruano de Estudios en Paleovertebrados, los daños a fósiles supuestamente provocados por el Dakar 2012.
Poco después, Hönninger se quedó solo en su reclamo ya que el instituto de Vildoso fue contratado a última hora por la empresa que organiza el Dakar, la ASO (Amaury Sport Organization) para apoyar al Ministerio de Cultura en la señalización de los yacimientos paleontológicos cercanos a la ruta del rally. Estas zonas fueron señalizadas con banderas azules.
En nuestra inspección observamos a lo largo de la ruta numerosas banderas, deshilachadas por el fuerte viento del desierto. En las inmediaciones del Cerro La Bruja, las banderas habían sido burladas por huellas de vehículos, supuestamente de espectadores que no respetaron la señalización.
A pocos metros de los restos de ballenas y fócidos (lobos) señalizados por oxidados carteles de la Universidad Alas Peruanas, eran observables las huellas de vehículos en un suelo con una alta densidad de restos de moluscos e incluso dientes de pequeños tiburones.  
Consultado al respecto, Carlos Vildoso aseguró que las huellas no pertenecerían al día del Rally, aunque admitió que la noche anterior a la segunda etapa algunos espectadores ingresaron en el desierto, pero que abandonaron el área tras ser advertidos de que se encontraban en una zona paleontológica.
La pista de los vehículos oficiales del Dakar continúa hasta la zona conocida como Los Médanos, señalizada por un muro en medio del desierto que advierte de que se trata de una zona paleontológica intangible. En esta pampa, son visibles incluso cortavientos de la cultura Nasca.
Según Carlos Vildoso, los vehículos del Dakar "pasaron por lo menos a 3 kilómetros de distancia de la zona intangible de Los Médanos". Este amante de la paleontología –pero no paleontólogo– aseguró tajante a La República que "la afectación de yacimientos paleontológicos por el Rally ha sido cero" y narró que 14 personas de su instituto, repartidas en 3 unidades móviles, supervisaron la ruta el pasado 6 de enero.  
Ruben García, director de Patrimonio Arqueológico de Ica, admitió que debido a que desconocían la ruta oficial, se vieron obligados a seguir por el desierto a la comitiva de vehículos el día de la carrera para evitar daños.
Según García, se reportaron "dos incidentes menores" que no quiso detallar y que aseguró que estarían relacionados con los espectadores.
Pero más allá de que se pruebe o no la afectación del patrimonio paleontológico del país por esta competición, el debate sobre la conveniencia o no de que el Dakar vuelva a atravesar en sus próximas ediciones el desierto de Ocucaje está muy caliente.
Para Rodolfo Salas, director del Museo de Historia Natural de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, si hubiera existido un estudio paleontológico mínimo antes de trazar la ruta del Dakar, lo primero que se habría hecho es vedar el cerro La Bruja.
"Si para cualquier proyecto extractivo se exigen estudios medioambientales y arqueológicos, ¿por qué no para el Dakar?", plantea Salas, para después exigir que, en el caso de Ocucaje, sería necesario además un estudio paleontológico.
Cultura no responde
El director de Paleontología del Ministerio de Cultura, Luis Enrique Cáceres Rey, fue el responsable de revisar y modificar las rutas presentadas por la ASO para la realización del Dakar. Para ello, Cáceres dispuso del apoyo del biólogo José Apolín y de Carlos Vildoso, así como de 150 monitores. Ellos, en un trabajo en conjunto con la Policía Nacional, debían impedir el acceso a la zona, trabajo que inexplicablemente iniciaron tan solo dos días antes de la competición.
La República solicitó, sin resultados positivos, un informe sobre el trabajo de prevención efectuado, así como un mapa de las rutas. El Ministerio de Cultura se negó arguyendo que las rutas "son de carácter secreto" por determinación de la ASO (incluso luego de ser recorrida la etapa).  
Cáceres reconoció que el trabajo de delimitación es complicado porque cada día se descubren nuevos yacimientos paleontológicos. "Delimitar una zona resultaba imposible", admitió.
Cuando a su dirección se le delegó la revisión de estas zonas, Cáceres asegura que pidió colaboración a las dos instituciones estatales más calificadas para ello: Ingemmet y el Museo de Historia Natural de San Marcos, pero estas no emitieron respuesta. Por ello, defiende, se vio obligado a aceptar el apoyo del Instituto Peruano de Estudios Paleontológicos.
Al ser consultados, tanto el Museo de Historia Natural  como el Ingemmet negaron haber recibido algún tipo de solicitud de parte de Cultura.
César Chacaltana, director de geología regional del Ingemmet, consideró "extraño" que su institución no haya sido convocada y pidió una investigación, ya que considera inaceptable que el Ministerio de Cultura sea asesorado por gente "sin raigambre científico".
"Es necesario crear condiciones para que el Dakar se haga como debe ser, respetando el patrimonio paleontológico y convocando a instituciones con la credibilidad científica suficiente para certificar que no habrá daños", finalizó. 

Clave

La Ley General del Patrimonio Cultural asigna a los fósiles la categoría de "bienes culturales muebles" que dependen del Ministerio de Cultura. Considerar a la paleontología como un bien cultural es una aberración para la ciencia. Por ello, los científicos piden la aprobación de una Ley General del Patrimonio Paleontológico Nacional.

sábado, 19 de enero de 2013

Impiden subasta de bienes culturales peruanos


MINISTERIO DE CULTURA IMPIDE SUBASTA DE BIENES CULTURALES PERUANOS EN REINO UNIDO
La Dirección General de Fiscalización y Control del Ministerio de Cultura evitó que tres piezas de origen pre-inca e inca, pertenecientes a nuestro Patrimonio Cultural, sean vendidas al mejor postor. Esto se logró tras identificar una subasta de antigüedades en Reino Unido, y el seguimiento realizado junto a las autoridades competentes.
Los bienes culturales, dos textiles y un cerámico, se encontraban en el catálogo digital de la subasta denominada “Saturday 12th January 2013 Antiquities & Collectables eAuctions”, organizada por la casa TimeLine Auctions, de la localidad inglesa de Essex. Ante la intervención de las autoridades peruanas y británicas, la empresa optó por retirar las piezas mencionadas de la subasta del pasado 12 de enero.
Según informó TimeLine, las piezas habrían sido adquiridas por un coleccionista, ya fallecido, en el mercado de arte de Londres en la década de 1950 y pertenecieron previamente, a una colección privada formada a finales del siglo XIX.
Se trata de un fragmento de cerámica que corresponde a la cabeza antropomorfa de una figurina, cuyo estilo pertenece a la cultura Chancay tricolor, desarrollada durante el Periodo Intermedio Tardío (1100-1450 d.C.), en los valles de Chancay y Chillón en la Costa Central del Perú.
En tanto, el material textil describe dos borlas, presuntamente de algodón con pelo de camélido. Estas piezas son elementos complementarios de las chuspas (bolsas) ceremoniales de filiación cultural Inca, desarrollada durante el Horizonte Tardío (1440 y 1532 d.C.)
Blanca Alva Guerrero, directora General de Fiscalización y Control indicó que “en cada caso de subasta de bienes culturales peruanos en el exterior se ha presentado la correspondiente reclamación, casi siempre sin ningún efecto. Sin embargo,  en los últimos años hemos podido comprobar que estos reclamos empiezan a  ser escuchados”.
Citó como ejemplos las peticiones de paralización de subastas en la casa Dorotheum (Austria), Mosgreen (Australia)  y en la página web liveauctioneers (California, USA), que permitieron la recuperación de alrededor de 20 piezas arqueológicas.  
Como se sabe, la Ley 28296, Ley General del Patrimonio Cultural de la Nación, prohíbe la salida del país de todo bien integrante del Patrimonio Cultural de la Nación, salvo los casos excepcionales establecidos en al artículo 34° de la referida Ley, para los cuales, la autorización debe ser otorgada mediante Resolución Suprema.
Los demás casos, constituyen un Delito contra el Patrimonio Cultural – Extracción Ilícita de Bienes Culturales, tipificado en el artículo 228° del Código Penal.  
“Nuestra esperanza es que con la reiteración de nuestros pedidos y sin cejar nunca en combatir este delito que empobrece y atenta contra nuestra historia, tarde o temprano lograremos como mínimo que estas subastas cesen de efectuarse”, subrayó Alva Guerrero.  
Perú, integra una red solidaria en la lucha contra el tráfico ilícito de bienes culturales, formada por funcionarios culturales de Argentina, Bolivia, Colombia, Ecuador, Chile, Guatemala, Costa Rica, Honduras y México.
18 enero 2013

viernes, 11 de enero de 2013

Rally Dakar sí pone en riesgo riqueza paleontológica del sur de Perú


Rally Dakar sí pone en riesgo riqueza paleontológica del sur de Perú


Fósil de ballena en el desierto de Ica. El Dakar 2012 los dañó y dejó toneladas de basura
A pesar de los numerosos hallazgos paleontológicos de impacto mundial ocurridos en los últimos años en nuestro país, las autoridades aún no asumen frontalmente la responsabilidad de proteger los fósiles y favorecer el desarrollo de investigaciones científicas que permitan conocer su verdadera trascendencia.
Por el contrario, se autorizan actividades potencialmente destructivas para los miles de fósiles que yacen en la superficie del desierto de Ocucaje, como el rally Dakar, sin que se conozca plenamente la extensión, características y situación actual de uno de los yacimientos paleontológicos más importantes del mundo.
El Ministerio de Cultura ha anunciado que para reducir “considerablemente” el daño en los fósiles se ha implementado una campaña de señalización. ¿Cómo se puede evaluar el daño o reducirlo si se desconoce su situación actual? ¿El Instituto privado que asesora al Ministerio de Cultura tiene acreditación académica como para realizar tan importante labor?
Estas medidas lejos de resolver el problema son evidencia del poco entendimiento que existe sobre aspectos elementales del registro paleontológico. Lamentablemente, no se podrá saber cuanto patrimonio se perdió, pero seguiremos creciendo económicamente, eso es lo importante según parece.
En 1863, el gran científico Antonio Raimondi descubrió el esqueleto fosilizado de una ballena en el desierto que separa Acarí del Puerto de Lomas, en la costa norte de Arequipa. A pesar de los escasos conocimientos de la época, el sabio italiano dibujó e identificó los restos del cetáceo y determinó su antigüedad con gran precisión. Lo queRaimondi desconocía era que había descubierto uno de los lugares más extraordinarios del planeta para estudiar la evolución de las ballenas.
Actualmente, las rocas que contienen estos fósiles son ampliamente conocidas como pertenecientes a la Cuenca Pisco y se ha determinado que están expuestas en la superficie del desierto por más de 300 kms con interrupciones desde Pisco hasta Yauca.
Numerosos esqueletos de animales marinos finamente preservados, como ballenas, delfines, focas, cocodrilos y aves, yacen sobre las áridas pampas de Sacaco (Arequipa) y Ocucaje-Paracas (Ica), como un legado natural e invalorable del pasado de nuestras costas, mucho antes que la especie humana evolucionara.
Más de un siglo después de Raimondi, mientras el mundo se rinde ante lo extraordinario de cada descubrimiento en el Perú (por ejemplo, el gran cachalote Livyatan melvillei o el pingüino con plumas fosilizadas Inkayacu paracasensis), este paraíso científico sigue desatendido por nuestras autoridades como si realmente fuera un territorio baldío, carente de valor y, por ende, disponible para cualquier actividad económicamente rentable como el Dakar.
Así es, el Dakar 2013 recorrerá los primeros días de enero los desiertos de Ica y Arequipa y dejará cuantiosos recursos económicos al país. ¡Todos lo celebran! Por supuesto, las autoridades encargadas de velar por el patrimonio peruano —en este caso el Ministerio de Cultura— han aprobado la ruta “secreta” que recorrerán cientos de vehículos de diverso tipo y miles de espectadores.
Para reducir “considerablemente” los daños ocasionados por la versión anterior delDakar, esta vez la sede de Lima del Ministerio de Cultura ha informado acerca de la implementación de una campaña de señalización de los sitios paleontológicos. Uno podría pensar que es una medida razonable si al menos existieran estudios previos de evaluación que incluyeran un registro básico de las localidades paleontológicas en la zona y su potencial contenido fosilífero (vertebrados, invertebrados, etc.).
La realidad es que estos no existen, y si existieran ¿Quiénes han realizado estos estudios? ¿Posee el instituto privado que menciona el Ministerio la acreditación académica que garantice una evaluación seria y profesional? Hemos recibido la alarmante noticia que a cinco días de iniciarse el rally Dakar, las autoridades delMinisterio de Cultura de la Región Ica no habrían sido informadas oficialmente sobre la campaña de señalización procedente de Lima.
La medida adoptada muestra improvisación y desconocimiento sobre la problemáticapaleontológica. Ocucaje es el yacimiento fosilífero más importante del mundo para estudiar la evolución de los cetáceos y los ecosistemas costeros de la Era Cenozoica. Existen en la zona cientos de restos fósiles de vertebrados marinos, algunos emparentados con las especies actuales y otros pertenecientes a especies muy primitivas, todos de incalculable valor científico.
Su riqueza radica en la calidad de la fosilización, la abundancia de especímenes, la diversidad de especies conservadas, el lapso de 45 millones de años registrados en las rocas de la zona y, como si fuera poco, la enorme extensión del yacimiento que alcanza aproximadamente 2,100 km2, de los cuales se conoce, paleontológicamente hablando, un mínimo porcentaje.
Para autorizar actividades como el Dakar en Ocucaje se debería contar con una base de datos sistematizada de la extensión y ubicación de las localidades fosilíferas (con sus características geológicas, sedimentológicas y paleoambientales), así como la concentración promedio de restos por unidad de superficie, contenido taxonómico, antigüedad, etc.
Por ejemplo, para la realización del trazo y posterior excavación de la zanja de un metro de ancho y dos metros de profundidad que transportará gas a lo largo del desierto de Ocucaje se iniciaron evaluaciones paleontológicas hace unos dos años y aún no concluyen. En el estado actual del conocimiento, sería muy difícil definir una ruta que no afecte los restos paleontológicos dentro del desierto de Ocucaje, incluso para nuestro equipo que investiga y publica estudios científicos de los vertebrados de la zona desde hace varios años.
Esta situación de abandono en la que se encuentran los restos paleontológicos no es un caso aislado, es el común denominador. Desde hace casi 20 años, una empresa minera —llamada Calminsa y posteriormente CalSur— está asentada en la localidad paleontológica de Sacaco Sur, una de las más ricas de la zona de Sacaco.
La empresa utiliza las conchas de moluscos fósiles para extraer y comercializar carbonato de calcio. Lo grave de esta situación es que el terreno subyacente estaba tapizado de esqueletos de ballenas, delfines, perezosos y pingüinos de cinco millones de años de antigüedad. Ninguna autoridad, local, regional o nacional, controla tal situación.
Un extraordinario esqueleto del perezoso acuático Thalassocnus en exhibición en el Museo de Historia Natural (UNMSM, Lima), fue descubierto por Mario Urbina en Sacaco Sur justo antes del asentamiento de la fábrica. Raimondi en sus Notas de Campo para su obra “El Perú” (1948) describe esta zona de la siguiente manera: “Por todas partes se ve huesos sueltos, otros reunidos en conchas y como petrificados. Aquí se nota vértebras, más allá costillas… y restos de animales casi enteros”. Probablemente, muy poco de este patrimonio natural exista ahora.
En Chile, serios daños producidos por versiones anteriores del Dakar en sitios arqueológicos del desierto de Atacama y Coquimbo han sido denunciados por el Colegio de Arqueólogos de ese país.
Por ejemplo, evaluaciones hechas por el Consejo Nacional de Monumentos indican que durante el Dakar 2010 se dañaron el 50% de los sitios arqueológicos que contaban incluso con medidas de protección. En Chile, la destrucción del patrimonio está quedando en la total impunidad debido a que el Estado avala estos eventos.
En nuestro país el caso es similar. El Estado favorece eventos como el Dakar o actividades extractivas haciendo prevalecer el “beneficio” económico a cualquier costo. Es lamentable que los invalorables recursos que la naturaleza y la historia nos han prodigado generosamente desaparezcan sin haberlos siquiera conocido.
La paleontología es una ciencia natural que estudia los restos de organismos (plantas microscópicas, insectos, dinosaurios, etc.) que vivieron en el pasado, principalmente a través de los fósiles. Los fósiles, restos biológicos de más de 10,000 años de antigüedad, yacen en las rocas sedimentarias.
Las bases científicas de la paleontología se encuentran en la biología y la geología y su interés radica en reconstruir la historia de la vida y la evolución de los ecosistemas del pasado. La paleontología difiere notablemente de la arqueología (en su tema de estudio, metodología de investigación y procesos de colecta), esta última encargada de estudiar el legado cultural del hombre antiguo.
Actualmente, el Ministerio de Cultura usa el reglamento de Investigaciones Arqueológicas para los proyectos de investigación paleontológica y requiere la participación de un arqueólogo en la codirección de estos proyectos. Considerando que la paleontología es una ciencia de la vida y que los fósiles son un patrimonio natural, y no cultural como lo estipula la ley peruana, es probable que el Ministerio de Cultura encuentre en este tema una problemática bastante alejada de su espectro de actividades.
Esta situación incierta favorece la aparición de oportunistas y advenedizos, autoproclamados científicos defensores del patrimonio, que sin ningún respaldo académico intentan sorprender, muchas veces con éxito, a la prensa y al público en general.
Así como se requiere la realización de estudios de impacto ambiental y de inexistencia de restos arqueológicos, es hora que el Estado exija la realización de evaluaciones paleontológicas siempre que se proyecten obras civiles, actividades mineras, petroleras, etc. en el territorio nacional.
Esto evitaría pérdidas irreparables como las que ocasionan, por ejemplo, las fábricas de ladrillos que utilizan arcilla con huesos de gliptodontes (armadillos fósiles gigantes) en los alrededores de la ciudad de Cusco. Por otro lado, es indispensable iniciar una política de fomento al desarrollo de estudios paleontológicos pues el conocimiento es la base para empezar a valorar este patrimonio.
Consecuentemente, se precisa de un reglamento específico para la actividadpaleontológica que permita, a los investigadores/paleontólogos acreditados por instituciones peruanas reconocidas, formar colecciones científicas que garanticen la perpetuidad de los fósiles. El turismo paleontológico es una alternativa interesante para sitios como Ocucaje, Sacaco o el Bosque Petrificado de Sexi siempre que existan estudios que garanticen su adecuado manejo.
Rodolfo Salas Gismondi
Curador, Departamento de Paleontología de Vertebrados
Museo de Historia Natural – UNMSM, Lima, Perú
Doctorante, Escuela Doctoral Franco-Peruana de Ciencias de la Vida
École Doctorale SIBAGHE
Institut des Sciences de l’Évolution – Montpellier (ISEM)
Université Montpellier 2, France
Julia Tejada Lara
Departamento de Paleontología de Vertebrados
Museo de Historia Natural – UNMSM, Lima, Perú
Division of Vertebrate Paleontology
Florida Museum of Natural History – University of Florida

Ministerio de Cultura y el Rally Dakar 2013


MINISTERIO DE CULTURA REITERA ACCIONES EN DEFENSA DEL PATRIMONIO POR EL RALLY DAKAR 2013
El director de Arqueología del Ministerio de Cultura, Luis Cáceres Rey, informó a la prensa nacional y extranjera reunida con los directivos del Rally Dakar 2013, que las rutas establecidas para la competencia no alterarán el Patrimonio Cultural de la Nación.
Cáceres Rey mencionó que un equipo de profesionales de su dirección participó en la elaboración de las rutas desde el segundo trimestre del año 2012. Explicó que en los meses de abril, mayo y junio su oficina tuvo acceso a los borradores de las rutas y de inmediato realizaron un trabajo de campo para validarlas conjuntamente con los organizadores del certamen.
Los borradores de las rutas se contrastaron con la base de datos gráfica de monumentos arqueológicos que posee el Ministerio de Cultura, y en aquellas rutas donde se hallaron superposiciones con sitios considerados patrimonio cultural se procedió al rediseño de las mismas.
En dicho proceso, además, se hallaron siete puntos críticos en las rutas de Ica, Arequipa y Moquegua. Los puntos críticos significan proximidad de patrimonio cultural y para salvaguardarlos se alejó la ruta en un promedio de 500 metros.
De esta manera, Luis Cáceres graficó la presencia del Ministerio de Cultura antes, durante y después de la organización del Rally Dakar 2013.
“Como parte de los preparativos”, indicó, “se ha realizado una campaña de señalización junto al Instituto Peruano de Estudios en Paleovertebrados en la zona de Ocucaje, que nos permitirá cuidar el legado paleontológico”. Para la competencia en sí misma, “se ha coordinado con las direcciones regionales de cultura de Ica, Arequipa, Moquegua y Tacna, el traslado de más de 150 monitores que se encargarán de la supervisión de las rutas en los puntos críticos señalados”.
Finalmente, señaló que “adicionalmente se ha considerado la colocación de way points (puntos de paso obligatorio de parte de los competidores) a lo largo de las rutas, se ha obtenido una disminución considerable de la velocidad de los competidores en los siete puntos críticos, y se contará con la experiencia y el apoyo de la Policía Nacional del Perú”.

3 enero 2013

Paso del Dakar 2013 no afectó zonas arqueológicas

VIERNES 11 DE ENERO DEL 201307:42

Paso del Dakar 2013 por desiertos de Ica no afectó zonas arqueológicas

Especialistas coincidieron en que tanto los competidores del rally, como los aficionados, respetaron las señalizaciones
Paso del Dakar 2013 por desiertos de Ica no afectó zonas arqueológicas
El impacto del paso de cientos de vehículos por el desierto iqueño ha sido menor y reparable, aseguran las autoridades. (Foto: Dante Piaggio / El Comercio)
El paso del rally Dakar por los desiertos de Ica no ha causado daños en las zonas arqueológicas, paleontológicas y áreas naturales de la región. Así lo aseguró el director del Instituto de Investigaciones Aeroarqueológicas Ojos de Cóndor, Eduardo Herrán Gómez de la Torre, quien sobrevoló las zonas de Pozo Santo (Pisco), Ocucaje (Ica), Huayurí (Palpa), Ingenio y Poroma (Nasca), por donde se desarrolló la competencia.
“Durante este sobrevuelo hemos podido confirmar que la prueba [Dakar 2013] se ha llevado a cabo sin alterar ni afectar ninguna de estas zonas protegidas. También hemos confirmado que gran parte de los 100 mil aficionados que se internaron en el desierto respetaron las señalizaciones que colocaron los ministerios del Ambiente y Cultura”, destacó agregando que los competidores respetaron también los senderos señalizados.
El director regional de Cultura de Ica, Raúl Sotil Galindo, respaldó la información de Herrán. “Tras una verificación realizada ayer por un equipo de arqueólogos y especialistas de esta dependencia, se ha comprobado la existencia de huellas dejadas por el paso de los vehículos. Sin embargo, estas no han causado ningún tipo de daño en las zonas monumentales y arqueológicas de Pisco, Ica y Nasca”, aseguró al corresponsal de El Comercio José Rosales.
Por su parte, fuentes del Servicio Nacional de Áreas Naturales y Protegidas por el Estado (Sernanp) resaltaron que “tras una evaluación y monitoreo de estas zonas de amortiguamiento se ha descartado algún tipo de impacto negativo en estas zonas naturales protegidas que fueron controladas desde tres puestos móviles por un grupo de biólogos, guardaparques y personal de las unidades de Turismo y Protección del Ambiente y la Policía.
Esta última entidad informó que la próxima semana empezarán los trabajos de limpieza y recojo de residuos dejados en los desiertos de Paracas, Ica y Nasca.

Riesgo zonas paleontológicas. EC 4/1/13

VIERNES 4 DE ENERO DEL 201314:25

Dakar 2013: piden a público no poner en riesgo zonas paleontológicas

Ministerio de Cultura recomendó no buscar la ruta, pues la competencia se puede disfrutar desde la zona de espectadores
Dakar 2013: piden a público no poner en riesgo zonas paleontológicas
(Archivo El Comercio)
El Ministerio de Cultura recomendó a los espectadores del rally Dakar 2013, que recorrerá parte del sur del Perú, no buscar la ruta de la competencia a fin de no poner en riesgo zonas donde se encuentran restos paleontológicos.
A través del director de la Oficina de Arqueología, Luis Cáceres, dicha cartera reiteró que las rutas han sido formuladas con opinión especializada y se han hecho los debidos trabajos de señalización. Por ejemplo, se han cortado las rutas de acceso hacia la zona de Ocucaje, en Ica.
“Recomendaría más bien a los espectadores que restrinjan a ver el Dakar en la zona de espectadores que está debidamente señalizada, y es ahí donde puedan disfrutar del rally”, manifestó el funcionario.
Al respecto, el director del Museo Paleontólogo Meyer-Honninger, Klaus Honninger Mitrani, expresó que el año pasado algunos restos fueron dañados específicamente por pobladores que querían ver la competencia. “No es por maldad, es por desconocimiento”, precisó a Canal N.
“Muchos espectadores se salían de las rutas para buscar un propio lugar. Dejaron huellas por todos lados. Inclusive, a unos restos de ballena fosilizados les habían sacado las vértebras para usarlas de banquito”, comentó.
El Ministerio de Cultura garantizó a fines de diciembre que el patrimonio peruano no será dañado por el rally.