miércoles, 11 de enero de 2017

Decreto Legislativo N° 1336, que permite la destrucción del patrimonio arqueológico peruano!

6 de enero del 2017.
Diario "El Peruano" publica el Decreto Legislativo N° 1336. "...para el proceso de formalización de la pequeña minería y minería artesanal..." que elimina el CIRA y se otorga libertad de destruir el patrimonio arqueológico.

"3.2. NO SERÁ EXIGIBLE LA PRESENTACIÓN DEL CERTIFICADO DE INEXISTENCIA DE SITIOS ARQUEOLÓGICOS [CIRA], SIENDO SUFICIENTE LA PRESENTACIÓN DE UNA DECLARACIÓN JURADA SUJETA A FISCALIZACIÓN POSTERIOR POR PARTE DEL MINISTERIO DE CULTURA.
ADEMÁS DE LO SEÑALADO EN EL PÁRRAFO ANTERIOR, EL MINISTERIO DE CULTURA TIENE ACCESO AL MECANISMO DE LA VENTANILLA ÚNICA QUE CONTIENE LA INFORMACIÓN DEL REGISTRO INTEGRAL DE FORMALIZACIÓN MINERA"

Vergonzoso decreto dado por PPK que condena a muerte inmediata los sitios arqueológicos peruanos que se encuentren en el camino de la minería. Ahora con una "declaración jurada" cualquier minero podrá destruir impunemente el patrimonio arqueológico que le de la gana, pues su palabra valdrá más que la de un arqueólogo. Una vez destruido el sitio, hecha la minería, podrá ser (sea el caso) "posteriormente" fiscalizado por el Ministerio de Cultura.
Este decreto es claramente un lobby para favorecer la minería más destructiva del país, y que es en la actualidad totalmente incontrolable. La minería informal está destruyendo la amazonía, los parques naturales y las área protegidas, y ahora se le da carta libre para demoler los sitios y el patrimonio arqueológico del todo el país. Sitios aún no descubiertos, sitios que se conocen pero que aún no están declarados, sitios con quilcas, sitios en las montañas y en las quebradas remotas, los cuales solo tenía un amparo legal en el CIRA, ahora serán demolidos con declaración jurada. ¿O alguien me puede decir que los mineros saben de arqueología? El argumento natural será que ellos desconocen completamente si es que hay o no hay sitios arqueológicos en el Perú.
El estado se condena así mismo a destruir lo único que le da identidad histórica, autoreconocimiento y orgullo nacional, su pasado.


Frente de defensa del MNAAHP se opone al Mincu por el traslado de patrimonio a Pachacámac. La República, 9/1/17

Frente de defensa del MNAAHP se opone al Mincu por el traslado de patrimonio a Pachacámac

El jueves se reunirán ambas instituciones en el Ministerio de Cultura para discutir el traslado del patrimonio a Pachacámac, dado la objeción del Frente de defensa que sostiene las malas condiciones del lugar.
Territorio de Pachacámac donde se viene realizando la construcción del museo
Territorio de Pachacámac donde se viene realizando la construcción del museo.
El Frente de Defensa del Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú (MNAAHP) y el Ministerio de Cultura se reunirán el jueves en dicha institución para tratar el tema del traslado del patrimonio a Pachacámac.
Según la Resolución Ministerial 121-2015/MC del Mincu, se debe trasladar  más de 300000 espécimenes a la nueva sede del museo en Pachacámac. Esto ha generado el descontento y rechazo por parte del Frente de Defensa del MNAAHP debido a las malas condiciones de cuidado de los objetos por la cercanía al mar.
En el comunicado se menciona que la napa freática cercana a la superficie y los altos índices de salinidad, y humedad ponen en riesgo las piezas arqueológicas, dada  la antigüedad y la extrema fragilidad de las mismas.
Asimismo, aseguran que la ubicación del museo no es el adecuado puesto es inaccesible para la mayoría de la población.
Es por ello, que el Frente de Defensa exige la presencia del Ministro de Cultura, Salvador del Solar, quien estará presente en la reunión de mañana para discutir y evaluar las demandas que se oponen al proyecto.
___________
http://larepublica.pe/cultural/838188-frente-de-defensa-del-mnaahp-se-oopone-al-mincu-por-el-traslado-de-patrimonio-pachacamac

Cusco: el hotel de la Calle Saphy y los daños al patrimonio. Portal La Mula, 26/12/2015

Cusco: el hotel de la Calle Saphy y los daños al patrimonio. “Four points “ para la reflexión

Incluso se han otorgado beneficios tributarios a un proyecto que no respeta los valores universales de la antigua capital Inca. La cuenta regresiva para declarar la nulidad de oficio sigue corriendo: queda prácticamente un día hábil para que la Municipalidad del Cusco la declare.

PUBLICADO: 2015-12-26
 

¿Es la inversión, por sí misma, la palabra mágica que convierte en bueno cualquier proyecto? ¿Es la expansión de una cadena hotelera positiva, incluso para ella misma, a cualquier costo? ¿Basta que se nos hable de varios millones de dólares para entender que estamos frente a un proyecto que implica desarrollo?
Ninguna de esas preguntas sería contestada positivamente, sin más ni más, ni siquiera por los economistas del libro mercado y la competencia. Aún para ellos, intuimos, hay límites. Más allá de una frontera de racionalidad mínima ya no está ni siquiera la mano invisible del libre mercado, sino el terreno fangoso de la jungla del tráfico inmobiliario.
No pretendemos decir que “Four Points by Sheraton” en la calle Saphy de la Ciudad Antigua del Cusco sea, en sus orígenes e intenciones empresariales, un caso de oscuros manejos. No creemos que una cadena internacional seria como Starwood practique técnicas extrañas y reñidas con los principios mismos del mercado Más aún cuando estamos hablando de un público culto y sensible como el que conforma el nicho del “turismo cultural” del que ha vivido en gran parte la Región Cusco, y que ha extendido sus efectos positivos a la región sur de nuestro país. Porque cuando el turista internacional se entere que la mágica y mística capital del incario está siendo sepultada bajo moles gigantescas de cemento para darle, supuestamente, mayor comodidad a su estancia y calidad a su experiencia, habrá de reaccionar contra ese intento de utilizar su imagen (y su dinero) con tan nefastas consecuencias.
Sin embargo, claro está, las empresas formales están acostumbradas a terrenos en los que las situaciones “extrañas”, las aprobaciones sospechosas y los acuerdos bajo la mesa no son –esperamos no ser ingenuos al decirlo– las reglas del juego. Entonces no basta, y hay que hacerlo saber al CEO de Starwood con aprobar los trámites, en una república donde la corrupción es el pan amargo de cada día, para que las cosas se estén haciendo, si quiera, estrictamente de acuerdo a ley. Hemos llegado a un punto de informalidad tal, que lo que una Ley permite, puede violar lo que la otra Ley protege. Y eso parece ser exactamente lo que viene sucediendo en este caso.
Parchada la Ley 28296 mediante la Ley 30230, el Ministerio de Cultura ha quedado limitado en sus posibilidades de acción, como el propio Director General de la Dirección Desconcentrada de Cultura del Cusco reconoce y declara. El sistema ha eliminado la exigencia de que, previamente a cualquier autorización que pudiese afectar patrimonio cultural, el Ministerio de Cultura debía emitir opinión. Ahora puede participar a través de delegados ad hoc y los trámites se realizan únicamente ante la instancia municipal. El problema es que no se cuenta con personal suficiente para cubrir mínimamente los casos en los que se requeriría que la opinión técnica del sector sea efectivamente ejercida. Pero es aún peor, en el caso del hotel de la calle Saphy, en el Cusco, los delegados del Ministerio estuvieron presentes y ni siquiera comunicaron la magnitud del proyecto a su Dirección. ¿Puede seguir manteniéndose en esa cuerda floja el patrimonio, ya no sólo el que pueda parecer menos importante o desconocido, sino el de ciudades como el Cusco?
Que el sistema hace agua y el barco del Ministerio de Cultura podría zozobrar, además de que hace mucho tiempo parece haber perdido timón y criterio de orientación en muchos temas, lo demuestran dos factores verdaderamente increíbles más: el hotel que ahora, de acuerdo a todos los indicadores, sabemos que ha sido autorizado irregularmente y que incumple prácticamente todos los principios urbanísticos del Cusco, cuenta con BENEFICIOS TRIBUTARIOS OTORGADOS POR LOS MINISTERIOS DE TURISMO Y DE ECONOMÍA.
En efecto, por más inverosímil que parezca, existe un Contrato de Inversión celebrado en la Inmobiliaria R&G SAC y PROINVERSIÓN en el Cusco. (Ver http://www.investinperu.pe/RepositorioAPS/0/0/JER/CONTRATOS_INVERSION_2010/97%20CI%20INMOBILIARIA%20R&G%20S_A_C_.pdf) por el que esta obra se acoge a lo establecido por el D. Leg. 973, que establece el beneficio de devolución anticipada de impuestos. Para ello el propio Ministerio de Turismo ha tenido que aprobar el trámite mediante R.M. 070-2015-MINCETUR que a su vez ha contado con opinión favorable del Ministerio de Economía y Finanzas mediante Oficio 379-MEF/13-01 de la Dirección General de Políticas de Ingresos Públicos.
La kafkiana situación entonces implica un proyecto en pleno Centro Histórico del Cusco, que se aprueba entre vacíos y extraños manejos, y logra que el Estado peruano lo incentive pese a que, el resultado hasta ahora parcial pero ya terrible, es un daño de magnitud mayor a los valores de uno de nuestros sitios más importantes de cara a la peruanidad, en primer lugar, y al turismo receptivo y la generación de recursos. ¿Puede entonces incentivarse, mientras que los presupuestos para restauración y políticas culturales reales son paupérrimos, a una obra que ni siquiera cumple con los criterios básicos de respeto al medio histórico en el que se inserta? ¿Es esta una forma válida de promover la inversión privada? ¿Motivará más visitas turísticas?
No estamos contra la inversión. No confundamos las cosas. Quienes están contra la inversión son quienes promueven proyectos de tan poco criterio técnico como el que cuestionamos, quienes lo aprueban, quienes lo supervisan, quienes tiene los ojos cerradas hasta que están avanzadísimos, y quienes pretenden callar y disimular la situación como si cerrando los ojos los errores se fueran a corregir o las monstruosas construcciones, desaparecer.
No sólo los hasta ahora mencionados actores públicos están involucrados en el entuerto. Para completar el listado nos falta el Gobierno Regional del Cusco, que también opinó favorablemente al otorgamiento de beneficios tributarios para el proyecto en cuestión, mediante Of. 204-2014-GR-Cusco/PR. Resulta algo sorprendente que los mismos organizadores de nada menos que un paro regional contra una norma que hipotéticamente podría haber generado riesgos al patrimonio, no sólo no digan nada, sino que hasta hayan autorizado una obra que daña, concreta y ciertamente, el patrimonio cusqueño en su propio corazón.
Un primer recuento (seguramente parcial) de actores involucrados, incluye:
a) Ministerio de Cultura que se siente limitado por las normas y tiene delegados que ni siquiera informan oportunamente de trámites tan graves, según declara el propio Director de la DDC.
b) Municipalidad Provincial del Cusco, en la que habrían proyectos originales y cambios oportunistas, pero que no puede eludir ni afirmar que desconoce la magnitud del problema
c) Colegio de Arquitectos Regional Cusco, que cuenta con delegados en la Comisión Técnica que aprueba este tipo de proyectos
d) Colegio de Arqueólogos, que con todas sus limitaciones, debería estar en primera línea de defensa del patrimonio y que bien puede ser oído en ese tipo de comisiones.
e) Gobierno Regional del Cusco, que opina favorablemente al otorgamiento de beneficios tributarios a un proyecto que nunca debió aprobarse.
f) MINCETUR, que mediante Resolución Ministerial avala ese otorgamiento de beneficios y que no atina a opinar o iniciar trámite alguno para frenar lo que ha sido uno de sus más graves errores.
g) El MEF, que también está de acuerdo con los beneficios tributarios.
Las investigaciones parecen estar en curso. Se ha creado una comisión que evaluará con urgencia el caso. Igualmente la DDC del Ministerio de Cultura ha creado una Comisión para investigar la conducta de sus delegados Ad Hoc. Hay más delegados arquitectos que han, al menos, actuado de manera éticamente censurable.
Pero ahora la salida ES UNA Y SOLO UNA y tiene UN SÓLO ACTOR: el Alcalde del Cusco tiene sobre sus hombros, y sobre los de nadie más, el deber de DECLARAR NULO DE OFICIO todo este trámite que ha dado lugar a autorizaciones y licencias impresentables. No es fácil la situación, pero su deber está claramente marcado, Dr. Moscoso. Haber sido elegido como primer funcionario de la ciudad, implica actuar a la altura de las circunstancias. Entidades como ICOMOS estamos tan prestas para apoyarlo en una decisión correcta, como para hacer que una decisión equivocada sea, al menos moral y políticamente, sancionada.
Luego vendrá el capítulo de aprendizajes y cambios: las modificatorias-parche de la Ley General del Patrimonio Cultural están generando un caos que urge solucionar. Los beneficios tributarios no pueden darse con tal ligereza, que nos hallemos subvencionando la destrucción de nuestro patrimonio. Las capacidades deben garantizarse en todos los actores. Las empresas internacionales requieren un mayor cuidado, pues lo contrario es arriesgar su propia imagen.
Con todas las cartas sobre la mesa, la única posible salida favorable al Cusco, al Perú y a la humanidad en su conjunto pasa por DEMOLER lo que jamás debió construirse. Con ello estamos también frente a la oportunidad de poner un precedente que haga reflexionar a los proyectistas sobre la idoneidad de sus conductas.
______________
https://asicomosperu.lamula.pe/2015/12/26/el-hotel-de-la-calle-saphy-y-los-danos-al-patrimonio-four-points-para-la-reflexion/peru.icomos/

Una luz en el camino del Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú (MNAAHP). Portal La Mula, 14/12/2016

El MUNA en Pueblo libre. Una luz en el camino del Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú (MNAAHP)

Por la Dra. Hilda Vidal

PUBLICADO: 2016-12-14
 
La publicación de la Resolución N° 121, de 8 de abril de 2015, de la gestión anterior del Ministerio de Cultura, permitió que la opinión pública masivamente tomara conocimiento claro de las intenciones de la titular de Cultura de entonces, Sra. Diana Álvarez Calderón Gallo, quien mediante el Proyecto Museo Nacional del Perú (MUNA) en Pachacámac, construiría un mega Museo de Arqueología en Pachacámac, distrito de Lurín, provincia de Lima, al sur y a más de 30 Km de la Capital. Un museo con seis niveles, frente al Santuario arqueológico y al Museo de Sitio de Pachacámac, con un diseño aberrante, en 70,000 m2 de terreno arqueológico, como tal, intangible, expuesto a alta humedad en el subsuelo, en una zona de riesgo para tsunamis. 
Hasta entonces se sabía muy poco del Proyecto en mención, debido al hermetismo en el manejo del tema, tanto que tampoco hay claridad sobre el objetivo central de lo que persiguen; indistintamente lo denominan “Proyecto de Museo Nacional del Perú” o “Proyecto de Museo Nacional de Arqueología” (MUNA).
La Resolución, bastante ambigua, crea “Servicios” para tres Museos Nacionales, sin especificar si se trata de Museos que imaginan crear o son los existentes, en cuyo caso los nombres consignados no corresponden a ninguno de ellos, siendo entonces írrita la Resolución. Tampoco tiene sentido la creación de un “Servicio” para el Museo de La Nación que ya no existe, fue desactivado el 2014 por la propia ministra.
Los “Servicios” son: “1) Servicios de Recreación Cultural de Exposición Pasiva del Museo Nacional de Arqueología del Perú. 2) Servicios Culturales y Complementarios del Museo Nacional de Historia del Perú. 3) Servicios Culturales y Complementarios del Centro Cultural del Museo de La Nación”.
La Resolución ha sido cuestionada por el Frente de Defensa del Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú y de la Memoria de Tello, constituido, precisamente, en rechazo a su nefasto contenido, que apunta directamente a destruir la intangibilidad del MNAAHP y la memoria de Julio C. Tello, desmembrándolo de su unidad, con la consecuente desactivación de su monumental obra, el Museo que fundó, y el consecuente desvalijamiento de su patrimonio arqueológico que con tanto esfuerzo y sacrificios reunió para implementarlo.
Nosotros, el grupo del Frente de Defensa, consecuentes con nuestros principios, no podemos permitir que nadie destruya las obras de quienes nos precedieron, más aún si se trata del legado del sabio Julio C. Tello; sobre todo por las versiones que existen sobre las intenciones de menoscabar su obra. Tampoco podemos aceptar que los contendores de Tello se refieran al rico y abundante patrimonio arqueológico del MNAAHP que él reunió con sacrificados trabajos científicos realizados a lo largo y ancho del territorio peruano, como si estos fueran simples objetos contables, sin el menor reparo ni reconocimiento que son reliquias de valor intrínseco. Alertamos que no debemos permanecer de espaldas a nuestros valores, sino, más bien fortalecerlos para que no desaparezcan.
El documento sirvió para comprender que el gran perjudicado con el Proyecto MUNA sería el Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú, sobre el que tiene puesta la puntería para desarmarlo de su unidad, constituida por Decreto Ley N° 25790, de 14 de octubre de 1992, que fusionó el Museo Nacional de Antropología y Arqueología (que fundó Tello en 1945), con el Museo Nacional de Historia. Lo que se pretende es dejar desactivada la sección que corresponde a la obra de Tello; pretensión que carece de respaldo jurídico al no existir un instrumento legal de similar rango que el DL que ampara al MNAAHP.
Otro gran perjudicado sería el distrito histórico, intangible y ecológico de Pueblo Libre que perdería el Museo al que alberga por casi un siglo.
Todo esto motivó que se tomara nota sobre lo que se veía venir. Había que organizarse a nivel del distrito de Pueblo Libre, nada fácil. Con la RM en la mano, acudimos primero al Patronato Cívico Cultural de Pueblo Libre, presidido por el Sr. Víctor Reyes, con quien nos apersonamos donde el Alcalde del distrito, el Sr. Jhonel Leguía, solicitándole emita un pronunciamiento. Lamentablemente esto no ocurrió por el escepticismo en la interpretación del documento, ya que la gente quería ver que en la RM estuvieran literalmente escritos los términos “desmembramiento”, “desactivación”, “desvalijamiento”, “traslado”, “implementación del MUNA con el patrimonio del MNAAHP”, etc., etc.
El 15 de julio de 2015, en una reunión abierta realizada en el local de la Asociación Musical de Pueblo Libre, quedó constituido el Frente de Defensa del Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú y de la Memoria de Julio C. Tello, con una directiva presidida por el Sr. Daniel Azurín Medina y un equipo de miembros de la directiva, entre ellos Áurea López, Alfredo Sosa, Gabriel Ricardo Gamboa, entre otros.
Desde entonces, se han realizado intensas y múltiples acciones con la esperanza de impedir el atropello al emblemático Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú y al distrito de Pueblo Libre, centrado los objetivos en los siguientes puntos:
1) Defensa de la intangibilidad del Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú, institución emblemática del Perú, de importancia nacional y para el mundo científico de los cinco continentes, que no puede ser desmembrado de su unidad establecida por Decreto Ley 25790, de 14-10-1992.
2) Defensa de la intangibilidad de la obra monumental de Julio C. Tello, que no puede desactivarse porque sería un atentado a su memoria, con la consecuente comisión de delito de lesa cultura.
3) Rechazo al desvalijamiento del patrimonio arqueológico de MNAAHP, con fines de implementar con éste el mega Museo de Pachacámac.
4) Respeto irrestricto a la memoria del sabio Tello, cautelando su monumental obra y su tumba que se encuentra en los jardines interiores del MNAAHP.
5) Defensa del distrito intangible, histórico y ecológico de Pueblo Libre, que no puede perder el Museo, al que alberga por casi un siglo.
6) Que el Museo Nacional de Arqueología se repotencie o se haga uno nuevo, pero en el propio predio en el que se encuentra ahora, en el distrito de Pueblo Libre, para lo que debe replantearse el Proyecto, puesto que hay terreno suficiente. El Museo cuenta con 24,000 m2 y se puede anexar los terrenos aledaños del Cuartel Simón Bolívar, el mismo que se encuentra desocupado desde hace tiempo.
7) Se disponga la revisión integral del Proyecto Museo Nacional del Perú (MUNA) a fin de constatar su conformidad con los dispositivos legales vigentes.
- El 08 de setiembre de 2015, se hizo un Plantón en las inmediaciones del Ministerio de Cultura, oportunidad en la que se dejó un documento escrito dirigido a la entonces Ministra de Cultura, Sra. Diana Álvarez Calderón Gallo.
- En septiembre de 2015, se hizo una vigilia en la Plaza Bolívar del distrito de Pueblo Libre, con la asistencia del congresista Sr. Jorge Rimarachín, los Alcaldes de Pueblo Libre, Breña y Jesús María, los vecinos e instituciones de Pueblo Libre.
- En octubre de 2015, expusimos ante la Comisión de Cultura del fenecido Congreso de la República, presidida por el Sr. Ramón Kobashigawa, que lamentablemente no tuvo ningún efecto; se nos dijo que nada se podía hacer por tratarse de un Proyecto del Régimen Oficial de turno y que, en todo caso, esperemos las nuevas elecciones nacionales.
- El 15 de julio de 2016 se hizo un Foro-Aniversario, con la participación de destacados arqueólogos, como el Dr. Federico Kauffmann, miembros del Patronato Cívico Cultural de Pueblo Libre, Alcaldes de los distritos vecinos de Breña y Jesús María, diversas instituciones del distrito, varios Centros Educativos, vecinos del distrito.
- El 26 de mayo de 2016, conjuntamente con el Patronato Cívico Cultural de Pueblo Libre, se envió un documento a la Representante de UNESCO en el Perú, Srta. Magaly Robalino, pidiéndole se abstenga de firmar el Convenio con el Ministerio de Cultura, como su aliada, avalando el Proyecto para la construcción del elefante blanco –MUNA- en Pachacámac. Tampoco fuimos escuchados. De todas maneras se firmó el Convenio, con lo UNESCO, con el camino abierto, convocó a licitación de obras mediante UNOPS-UNESCO. Posteriormente, el 07 de junio de 2016, colocaron la primera piedra, habiéndose iniciado recientemente las obras con maquinarias pesadas, ya en pleno mandato del Presidente Kuczynski.
Se han realizado intensas gestiones ante el Congreso de la República, tanto del Régimen anterior como del actual. Asimismo, se ha recurrido a la Contraloría General de la República, Defensoría del Pueblo, a la Sección Delitos de la Fiscalía de la Nación, etc., haciendo entrega, en cada caso, de documentos sobre el problema del Proyecto Museo Nacional del Perú –MUNA- en Pachacámac.
Así mismo se ha atendido numerosas entrevistas, tanto de la prensa escrita como radial. Igualmente se ha publicado numerosos artículos periodísticos.
Desde septiembre de 2016 tenemos un Programa Radial denominado Defendiendo la Cultura, espacio radial propio de treinta minutos, en Radio ANP, todos los miércoles de 3.30 p.m. a 4 p.m. cedido por la gentileza de la Asociación Nacional de Prensa, donde nos ocupamos de la defensa del Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú.
El 14 de julio de 2016, cuando el Sr. Pedro Pablo Kuczynski fue elegido Presidente de la República, se hizo una marcha a su domicilio (Jr. Choquehuanca) y a su local partidario (Av. Arequipa), donde entregamos un documento alertándolo acerca del Proyecto Museo Nacional del Perú (MUNA), solicitándole una exhaustiva revisión del mismo, clamor que no ha sido atendido.
El 17 de agosto de 2016, elevamos un documento al Sr. Ministro de Cultura Dr. Jorge Nieto Montesinos, solicitándole audiencia para exponerle los problemas del Proyecto Museo Nacional del Perú (MUNA) en Pachacámac. No obstante mediar este pedido, no se nos convocó al Foro organizado por su Portafolio en setiembre de 2016, por lo que más bien dispuso el Sr. Ministro que la entrevista se realice con la Viceministra de Cultura, Dra. Ana Magdelyn Castillo Aransaenz, que tuvo lugar el 31 de octubre de 2016. En esa oportunidad le entregamos algunos documentos, entre ellos, una copia del memorial que se está gestando dirigido al Sr. Presidente de la República.
El Ingeniero Alfredo Luna, hoy Vice Ministro de Cultura en el Área de Interculturalidad, quien asistió como vocero de PPK al Foro organizado por la Municipalidad de Pueblo Libre el 13 de mayo de 2016, ofreció que en caso de triunfar PPK a la Presidencia de la República, se revisaría el Proyecto (MUNA), promesa que obviamente no se cumplió; permitiéndose, por el contrario, el fácil inicio de las obras de construcción con maquinarias pesadas.
El 20 de septiembre de 2016, se entregó un documento al Presidente de la Comisión de Cultura del Congreso de la República el Sr. Francesco Petrozzi, solicitándole interponga sus buenos oficios para la paralización de las obras de construcción para el Museo Nacional del Perú en Pachacámac.
El 21 de septiembre de 2016, se entregó una petición al Dr. Walter Gutiérrez Camacho, Defensor del Pueblo, solicitándole que se haga algo para paralizar las obras de construcción del Museo Nacional del Perú (MUNA) en Pachacámac.
Se ha caminado mucho, yendo y viniendo de aquí allá tocando puertas. Estos trajines han servido para lograr que dentro de la actual Comisión de Cultura del Congreso de la República, que preside el Sr. Francesco Petrozzi, se cree una Comisión Ad Hoc para las Investigaciones del Proyecto MUNA, presidida por la Congresista María C. Melgarejo Páucar. Lo integran los Congresistas Dalmiro Palomino Ortiz, Humberto Morales y Joaquín Dipas Huamán.
Dentro de este áspero y largo andar, hemos defendido fehacientemente lo que nos habíamos propuesto: exigir se replantee el Proyecto Museo Nacional del Perú –MUNA- en Pachacámac, para que se repotencie el Museo que alberga la obra monumental de Tello. Que el Proyecto se haga en el mismo predio que ahora ocupa el MNAAHP, para lo que hay terreno suficiente (el Museo tiene 24,000 m2), a lo que se puede añadir los terrenos del Cuartel Simón, donde puede crearse un gran centro Cívico-Cultural. Para esto debe formarse una comisión multidisciplinaria, en la que solicitamos sea parte nuestro Frente de Defensa.
Después de tantos arduos andares, por fin se percibe una luz clara y brillante en nuestro áspero y casi árido caminar, al escuchar de labios del propio Presidente de la República el Sr. Pedro Pablo Kuczynski, quien durante dos días consecutivos ha expresado la intención de dar un viraje favorable en cuanto al Proyecto Museo Nacional del Perú en Pachacámac, sobre todo poniendo los ojos en el distrito histórico, intangible y ecológico de Pueblo Libre, al que, dijo, quiere convertir en el distrito de la cultura.
El presidente dio expresiones alentadoras, que todo el país y la comunidad científica de los cinco continentes estaban esperando:
1) El lunes 21 de noviembre de 2016, durante su visita al Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú junto con el Presidente de China el Sr. Xi Jin Ping, para apreciar la Exhibición temporal de ese país, en el discurso que pronunció dijo: “Estamos en Pueblo Libre, el distrito de los Museos que queremos convertir con el Ministro de Cultura en el distrito de la Cultura”.
2) El martes 22 de noviembre de 2016, en el discurso que pronunció en un conocido Hotel de San Isidro, con ocasión de la inauguración de un Centro de Investigaciones Económicas, luego de hablar de rutas turísticas en Machu Picchu y otros puntos turísticos, expresaría lo siguiente: “Estamos en Lima; quieren hacer un museo lejos de la ciudad por qué si tenemos a Pueblo Libre.
Mencionó que hay terreno suficiente y si hay problemas sobre ellos, dio a entender que se buscarán los correctivos.
Estas dos intervenciones de nuestro apreciado Presidente Constitucional de la República, el Sr. Pedro Pablo Kuczynski (de quien he sido su personera en las dos últimas elecciones presidenciales, 2011 y 2016), nos llenan de regocijo y esperanzas; esperanzas de que el Proyecto Museo Nacional del Perú (MUNA) en Pachacámac será revisado y replanteado para que el nuevo Museo se haga en el propio predio que ocupa el actual Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú, en el distrito histórico, intangible y ecológico de Pueblo Libre. Para esto, recalcamos, hay terreno suficiente. El propio MNAAHP cuenta con 24,000 m2 y se puede incorporar los terrenos aledaños del Cuartel Simón Bolívar, el cual se encuentra desocupado desde hace varios años, donde se puede construir un gran complejo cultural que se convertiría inmediatamente en el potencial turístico del país. Para esto sólo convendría replantear el Proyecto del MUNA. Al respecto, hay un valioso punto de partida, el Proyecto de Luis Peirano de 2013, ex Ministro de Cultura, antecesor de la Sra. Álvarez Calderón Gallo. El presidente ha escuchado, desde diferentes fuentes, nuestros permanentes clamores, lo que nos llena de orgullo.
Nosotros seguiremos defendiendo la intangibilidad del MNAAHP, su patrimonio arqueológico, la memoria del sabio Julio C. Tello y que Pueblo Libre no pierda su Museo. Defenderemos junto con todos los vecinos que no se desvalije una sola pieza arqueológica de la COLECCIÓN del MNAAHP para implementar el MUNA u otros museos. No permitiremos que de Pueblo Libre salga ni un solo objeto arqueológico, ni un fragmento, ni una astilla, ni siquiera los polvillos o restos que sirven para las muestras científicas, porque todo eso forma parte de la colección del Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú.
Pueblo Libre, 05 de diciembre de 2016
Hilda Vidal Vidal 
Email: hildavidalv@hotmail.com

Nota importante:
Agradecemos profundamente el apoyo invaluable de los diarios “Prensa Nikkei” y Perú Shimpo”, que tuvieron la gentileza de publicar varios artículos nuestros en relación al problema MUNA, otros diarios locales no tuvieron el mismo comportamiento a nuestras peticiones.

________________
https://arqueologia.lamula.pe/2016/12/14/el-muna-en-pueblo-libre-una-luz-en-el-camino-del-museo-nacional-de-arqueologia-antropologia-e-historia-del-peru-mnaahp/goritumi/