viernes, 29 de octubre de 2010

Gonzales Posada pidió unión de AL en demanda contra Yale. LR, 28/10/10


Gonzales Posada pidió unión de AL en demanda contra Yale


Gonzales Posada pidió unión de AL en demanda contra Yale

Luis Gonzales Posada invocó a los parlamentos Andino, Amazónico, Latinoamericano e Indígena para que hagan suya esta lucha. Perú busca que launiversidad norteamericana de Yale, devuelva las piezas de Macchu Picchu.

Gonzales Posada, sostuvo que los representantes de los congresos del Continente deben movilizarse en torno a este objetivo, al igual que lo deben hacer los países miembros de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) y la Organización de Estados Americanos (OEA), debido a que se trata de defender un patrimonio cultural que no sólo le pertenece al Perú sino al continente americano.

“No podemos cruzarnos de brazos porque la riqueza arqueológica del Perú no sólo nos pertenece a los peruanos sino a toda la comunidad latinoamericana”, indicó.

El parlamentario, explicó que si América Latina (AL) asume la causa peruana, eso tendrá mucho más peso que una sentencia judicial, porque reflejará el sentimiento de toda la región y además porque será un paso adelante en materia de integración.

Igualmente reclamó una actitud mucho más activa de los legisladores andinos, quienes deben hacer suya esta propuesta y elevarla al Parlamento Europeo en busca de adhesiones.

Dijo que la batalla por la recuperación del patrimonio de Macchu Picchu recién ha comenzado. “Y todos debemos participar en defensa de los intereses de la gran Nación latinoamericana”, sostuvo.

(Con información de Andina)

Eliane Karp: Protesta por Yale es demagógica | LaRepublica.pe, 29/10/10

Eliane Karp: Protesta por Yale es demagogica | LaRepublica.pe


Eliane Karp: Protesta por Yale es demagógica

Eliane Karp: Protesta por Yale es demagógica

La ex primera Dama, Eliane Karp cree que la protesta del gobierno peruano ante la Universidad de Yale es demagógica y se presenta muy tarde. Cuestionó la participación del ex ministro del Apra, Hernán Garrido-Lecca.Piden que Amércia Latina apoye al Perú

"Si este tema es del 2006, por qué recién hoy salen a reclamar", dijo Karp consultada sobre la marcha que convocó el gobierno peruano el próximo 5 de noviembre.

Como se recuerda, Perú ha anunciado el inicio de una demanda legal contra el rector de la Universidad de Yale por la devolución de piezas peruanas tomadas de Machu Picchu en 1911.

Además, la esposa del líder de Perú Posible, cuestionó la participación del ex ministro del Apra, Hernán Garrido-Lecca, quien según ella "fue parte de una negociación en donde se cumplieron los deseos de Yale en tener la posesión de las piezas por 90 años más".

"¿Por qué no se le encuentra a Garrido-Lecca? Él debería dar explicaciones", se preguntó Karp de Toledo, tras afirmar que los encargados de negociar con la Universidad americana debieron ser "competentes". (Con información de Ideeleradio)

jueves, 28 de octubre de 2010

Ultimatum a Yale para devolver el tesoro de Machu Picchu. Arteseleccion, 29/9/10

arteselección

Ultimatum a Yale para devolver el tesoro de Machu Picchu
(26/09/2010)


"El 7 de julio de 2011 es la línea divisoria. O nos entendemos por la integridad de Machu Picchu, o nos caracterizamos como saqueadores de tesoros". Ése es el mensaje del Presidente del Perú para la Universidad de Yale, donde se encuentran depositados los tesoros de Machu Picchu desde que el explorador Hiram Bingham descubrió la ciudadela inca en 1911. Alan García concretó así el ultimatum del Estado peruano a una institución que lleva casi un siglo resistiéndose a devolver lo que tomó prestado para su estudio científico y catalogación.

"Es hora de comenzar a empaquetar las cosas, seleccionarlas, entregarlas con sus estudios y hacer lo que se quiera, pero aquí cerca de Machu Picchu. Todo lo demás será silencio y autoinculpación de robo", anunció con la mayor claridad el presidente García en el transcurso de una ceremonia oficial con motivo del primer Centenario del descubrimiento de la ciudadela. "Ya pasaron 100 años para que todo eso sea estudiado, y un siglo es suficiente, amigos míos", añadió en tono enfático.

Pero la Universidad de Yale ha puesto en marcha todo su arsenal legal para rechazar las peticiones peruanas y piden al tribunal de Connecticut donde se juzga el asunto que desestime la demanda presentada por el país suramericano. Sus abogados argumentan que los derechos del Perú sobre el Tesoro de Machu Picchu prescribieron con el paso del tiempo.

"Hace casi un siglo desde que ocurrieron los acontecimientos y, tanto bajo la ley norteamericana como la peruana, las pretensiones del Perú están prescritas", asegura el abogado Enrique Ghersi, especialista peruano que defiende los intereses de Yale. Ghersi calificó esta demanda de "equivocada e injusta" y asegura que "estos bienes fueron exportados legalmente en 1911” y que “Perú no los reclamó. ¿Cómo ha podido Yale causar un daño que se basa en la propia negligencia del Gobierno peruano, que jamás reclamó sus productos?", prosiguió.

Desde Lima se rechazan tales argumentos ya que, según la ley peruana “no se pueden adquirir por prescripción los bienes que forman parte del patrimonio cultural e histórico de la nación", aseguró el ministro de Trabajo, Jorge Villasante. En su opinión, la Universidad de Yale muestra "desesperación" tras la demanda judicial y "es malo que quien se ve en un proceso judicial se desespere".

El Estado peruano acusa a la universidad estadounidense de actuar de manera fraudulenta en relación con las obras que se exhiben en el Museo Peabody de New Haven. También incluye la petición de compensaciones económicas “por la persistente violación por parte de Yale de sus obligaciones, y por las ganancias logradas a expensas del pueblo peruano".

El titular peruano de Relaciones Exteriores, José Antonio García Belaunde, ha recordado que los objetos arqueológicos salieron del Perú en calidad de préstamo y que la universidad estadounidense ponía “condiciones inaceptables” para su devolución, “como que las piezas se quedaran en su poder otros 99 años, y supeditar el regreso de los objetos arqueológicos a que ellos dieran su aprobación al museo donde vamos a depositar las piezas". El canciller peruano quiso dejar bien claro que “la Universidad de Yale no puede imponer ese tipo de condiciones porque las referidas piezas nunca fueron donadas”.

"Yale se defenderá vigorosamente de las pretensiones del Perú”, asegura la universidad a su vez, y ahora sustancia dicha posición en un voluminoso texto presentado ante el tribunal. Los dirigentes de la universidad aseguran estar "consternados” por la demanda del Gobierno peruano “para recuperar el material arqueológico legalmente excavado en Machu Picchu” y han promovido la difusión de informaciones en la prensa norteamericana que subrayan que Machu Picchu “estaba olvidada y cubierta por una densa vegetación a más de 2.000 metros sobre el nivel del mar” en el momento de las excavaciones.

El Presidente del Perú rechaza tales argumentos con rotundidad y ha prometido batirse por la defensa del patrimonio de su país en todos los escenarios internacionales. “No dejaré de hablar del asunto todos los días hasta el 7 de julio del 2011, esté donde esté, en las Naciones Unidas, OEA, Unesco o en una embajada”, ha dicho públicamente.

Alan García decidió retomar el plan de acciones judiciales contra Yale tras destituir a su anterior gobierno, que había mantenido una actitud laxa y dubitativa en este asunto. Inicialmente se pensó que fuera la Justicia de Cuzco la que se encargara del caso, ya que Machu Picchu se encuentra en su jurisdicción, pero el procurador especial designado por el nuevo gobierno se inclinó finalmente por llevar el asunto a una corte de Estados Unidos, adelantándose así a la previsible actuación de los abogados de Yale cuestionando la competencia de los jueces peruanos.

Así se intenta conseguir lo que no fue posible mediante negociaciones absolutamente estériles que se prolongaron durante décadas y que en el anterior gobierno de Alan García protagonizó el entonces ministro de Salud, Hernán Garrido-Lecca. Su actuación en el caso mereció la calificación de “gravemente perjudicial para los intereses del país”, según la Asamblea Regional de Cuzco, que llegó a pedir su recusación en el Congreso de la República. La iniciativa contó con el respaldo del Consejo Regional de Defensa del Patrimonio, la Coordinadora de Colegios Profesionales y la Universidad Nacional de San Antonio Abad, instituciones muy involucradas en la recuperación de las 46.000 piezas arqueológicas que fueron trasladadas a los Estados Unidos en 1911.

La institución educativa de New Haven se hizo con la extraordinaria colección de Machu Picchu gracias a la actuación de Hiram Bingham, un profesor de ese centro que llegó al santuario inca guiado por pobladores locales y se llevó las piezas a su país cuando regresó un año después. Desde entonces se han venido produciendo reiteradas gestiones por parte de las autoridades del Perú para rescatar su patrimonio, aunque nunca tuvieron el éxito esperado.

En abril de 2008, el Instituto Nacional de Cultura (INC) cuantificó exactamente en 46.332 las piezas que reclama a Yale, mientras que la Universidad habla de “algo más de 4.000”, aunque dice no contar con un inventario detallado, pese a que llevan en su poder casi un siglo. El Gobierno peruano consiguió en 2007 que el centro educativo reconociera por escrito el derecho de propiedad del Estado peruano sobre los objetos reclamados, aunque meses después informó que sólo renunciará al mismo una vez que se produzca un “acuerdo definitivo” con el país andino.

Yale pretende devolver al Perú sólo 384 piezas en un plazo de dos años, y sus legítimos propietarios tendrían que comprometerse a exhibirlas en un museo que se construiría en la ciudad de Cuzco bajo especificaciones dictadas por la institución estadounidense. A la vista de tales exigencias, el gobierno peruano decidió reclamar la totalidad de las piezas mediante requerimiento judicial, aunque “el hecho que se demande no cierra la posibilidad de un acuerdo”, según portavoces autorizados. También se exigirá tener acceso al resultado de todas las investigaciones científicas que se han hecho con este material, ya que “parte de las autorizaciones de 1912 y 1916 señalaban que el Perú debía ser informado sobre estos estudios”.

(Editorial) Piezas de Machu Picchu deben retornar al Perú. EC, 25/10/10

(Editorial) Piezas de Machu Picchu deben retornar al Perú

Por eso resulta adecuado que ahora el Gobierno Peruano no solo difunda internacionalmente los perjuicios que este incumplimiento genera al país, sino…

Lunes 25 de octubre de 2010 - 07:00 am

Con toda justicia el Gobierno Peruano iniciará una campaña para recuperar las piezas que fueron extraídas de Machu Picchu hace más de un siglo y que aún se encuentran en la Universidad de Yale. La iniciativa no solo es pertinente, tratándose de bienes nacionales que hace tiempo debieron regresar al país, sino porque hasta el momento las negociaciones para traerlas de vuelta no han prosperado.

Debemos recordar que esta demanda viene de tiempo atrás. Se aceleró en el 2003 durante el gobierno del presidente Alejandro Toledo, luego de arduas negociaciones a cargo del entonces director del Instituto Nacional de Cultura (INC), Luis Guillermo Lumbreras. Estas continuaron en el 2005, lamentablemente sin éxito. Luego, bajo el actual régimen, se han esgrimido una serie de excusas para resolver la devolución a través del diálogo y acorde los acuerdos establecidos.

Como se sabe, en 1912 el historiador Hiram Bingham y la Universidad de Yale suscribieron un acuerdo con el Estado Peruano para que miles de piezas de la colección Machu Picchu salieran del país por 18 meses. Finalmente, esa negociación se incumplió, y lo temporal se hizo permanente.

En el 2007 se adujo que el Perú era incapaz de proteger la colección de objetos encontrados en la ciudadela inca de eventuales daños, por lo que era preferible que siguiera bajo la tutela de la Universidad de Yale. No obstante, a pocos meses y coincidentemente después de que Machu Picchu fue elegida una de las siete nuevas maravillas del mundo, se anunció que Yale devolvería 74 cajones con cerca de 5 mil objetos arqueológicos luego de someterlos a estudio y valoración.

La entrega debió concretarse en el 2008, cuando un grupo de comisionados del INC determinó que no eran 5 mil sino 46 mil 332 piezas y fragmentos de Machu Picchu. Por ello, el Perú presentó ante la Corte de Columbia ,en Estados Unidos, una demanda para reclamar la devolución; un proceso que ha seguido su curso hasta la fecha desde julio del 2009 en la jurisdicción de Connecticut. Muchos sostuvieron que, entre otros temas de la agenda bilateral, la resolución del problema con la Universidad de Yale se podría dar ese año bajo la nueva administración del presidente Barack Obama. Infelizmente, se equivocaron.

Por eso resulta adecuado que ahora el Gobierno Peruano no solo difunda internacionalmente los perjuicios que este incumplimiento genera al país, sino que estudie la posibilidad de denunciar penalmente al presidente de la Universidad de Yale, Richard C. Levin. Sin duda, el Perú deberá agotar la vía diplomática, las negociaciones del INC y del Ministerio de Cultura con la universidad estadounidense. Sin embargo, como ha señalado el presidente Alan García, estamos ante una “apropiación ilícita” que se ha prolongado por espacio casi de cien años. Por lo tanto, nada justifica que después de tanto tiempo se ignore la solvencia de una demanda válida y justa.

Ojalá que para el 7 de julio del 2011, cuando se conmemore el centenario del descubrimiento de Machu Picchu, ya estén en el país los invalorables restos incas que Hiram Bingham halló y que lamentablemente no están en el lugar que les corresponde.

Alertan sobre otra campaña dilatoria de Yale respecto a piezas de Machu Picchu. EC, 26/10/10

Alertan sobre otra campaña dilatoria de Yale respecto a piezas de Machu Picchu

Experto sostiene que, históricamente, Yale no ha mostrado voluntad en el tema. Universidad dice que “amenazas” del Perú obstaculizan arreglos con Gobierno

Martes 26 de octubre de 2010 - 08:51 am9 comentarios
Imagen
En litigio. El Perú y Yale sostienen un juicio en una corte del estado de connecticut. el país exige la devolución de las piezas cusqueñas.

Por: Miguel Vivanco *

El peruano Abelardo Sandoval Millones, director ejecutivo del Departamento de Arqueología de América Latina del Museo de Historia Natural, perteneciente al Instituto Smithsonian, calificó el llamado a una “solución amistosa” de la Universidad de Yale como una nueva campaña dilatoria. Esta, precisó, busca impedir que la entidad devuelva al Perú las miles de piezas de Machu Picchu que obran en su poder desde 1912, luego de que el arqueólogo Hiram Bingham se las llevó de Cusco.

A través de un comunicado, Yale manifestó ayer que su disputa con el Perú en torno a piezas arqueológicas “no se resuelve con amenazas” y reiteró su disposición a buscar una solución amistosa.

Como se recuerda, hace unos días el primer ministro José Antonio Chang Escobedo anunció que se evalúa demandar penalmente a la casa de estudios y a su rector. En tanto, el presidente Alan García oficializó recientemente una campaña nacional e internacional para repatriar los objetos.

Sandoval explica que, históricamente, Yale ha demostrado que “no tiene la mínima voluntad” de retornar parte del patrimonio arqueológico del Perú. “Las piezas fueron remitidas a la universidad en calidad de préstamo por 18 meses. Yale tenía que devolverlas antes de junio de 1917. Desde esa fecha siempre apeló a dilatar la devolución”.

Asimismo calificó de “error estratégico” el memorando de entendimiento que el gobierno del presidente Alan García firmó con la Universidad de Yale en el 2007, pues allí se condicionaba el retorno de la totalidad de piezas al Perú “después” de que todas las investigaciones arqueológicas se encuentren concluidas.

“Las piezas son propiedad del Perú. Existe documentación abundante que demuestra que la fecha del préstamo expiró. La defensa de nuestro patrimonio cultural tiene que darse en todos los frentes, ya sea en el plano legal, académico y mediático”, comentó Sandoval.

También hizo una exhortación para que el Gobierno Peruano no solo inicie una campaña mediática en Estados Unidos para denunciar la postura de Yale, sino que debe existir un plan de acción claro, consecuente y concertado, que lleve a recuperar las piezas de una vez por todas.

“Ya no es tiempo de creer en promesas. Es hora de exigir el derecho a una devolución justa y digna”, dijo Sandoval.

UN DISCURSO CONOCIDO
El comunicado emitido ayer por la Universidad de Yale sostiene que esa institución había “dejado en claro su disposición a negociar una resolución amistosa con el Gobierno del Perú”.

Según este documento, Yale y el Perú firmaron en el 2007 un memorando de entendimiento que “ponía fin a la disputa”. Dice, además, que nuestro país desconoció luego este acuerdo e inició una acción civil contra la universidad en un tribunal federal de Estados Unidos.

A través del mismo medio, Yale afirmó que el anuncio del Gobierno Peruano de iniciar acciones legales “contra la universidad y su presidente [...] son un obstáculo y no una invitación para un arreglo”.

“Esta disputa no puede resolverse con amenazas”, añadió el comunicado. “Si el Gobierno de Perú ha llegado a la conclusión de que su demanda legal en Estados Unidos no tendrá éxito, esta es una razón para llegar a una resolución amistosa, y no para iniciar procesos legales sin fundamento”.

“Si se retira la amenaza, la Universidad de Yale sigue dispuesta a solucionar esta disputa de forma que refleje los intereses de ambas partes”, se indicó en el documento.

PARA TENER EN CUENTA
Refuta argumento sobre memorando
El procurador ad hoc del Perú para el juicio contra la Universidad de Yale para la devolución de las piezas, Eduardo Ferrero, afirmó ayer que no es cierto el argumento de esa casa de estudios de que la disputa debe resolverse como parte de un memorando de entendimiento del 2007.

“Eso no es cierto. No se obligaba al Perú ni a Yale a algo. Era solo un memorando de principios de lo que podía ser después un acuerdo que sería negociado entre las partes, era un documento sujeto a ratificación”, declaró a Andina.

[*] Corresponsal en Washington

Yale considera que el Perú pretende resolver "con amenazas" la devolución de piezas arqueológicas. EC, 25/10/10

Yale considera que el Perú pretende resolver "con amenazas" la devolución de piezas arqueológicas

Ante reiteración del presidente Alan García, de iniciar una demanda penal por apropiación ilícita, la universidad estadounidense asegura que sigue dispuesta a solucionar el tema de manera “amistosa”

Lunes 25 de octubre de 2010 - 01:07 pm39 comentarios
Imagen

Washington (EFE). La Universidad de Yale advirtió hoy que su disputa con el Perú en torno a piezas arqueológicas procedentes de las ruinas incas de Machu Picchu “no se resuelve con amenazas” y reiteró su disposición a la búsqueda de una solución amistosa.

El presidente del Perú, Alan García, anunció este domingo una nueva campañapara lograr la devolución de decenas de miles de piezas retiradas hace un siglo de las ruinas en los Andes por el explorador Hiram Bingham, y entregadas a esa universidad en Connecticut (EE.UU.).

El primer ministro peruano, José Antonio Chang, había anunciado antes que el Perú iba a iniciar una demanda penal contra la institución universitaria estadounidense y García indicó que apoya esa decisión.

RESOLUCIÓN AMISTOSA
“A lo largo de la disputa reciente con el Perú sobre los objetos retirados de Machu Picchu, Yale ha dejado en claro su disposición a negociar una resolución amistosa con el Gobierno de Perú”, indicó un comunicado de la universidad.

Según la declaración en setiembre del 2007, Yale y Perú firmaron un memorando de entendimiento que “Perú luego repudió, iniciando una acción civil contra Yale en un tribunal federal de Estados Unidos”. La demanda civil está pendiente.

Hoy la Universidad emitió un comunicado en el que afirma que el anuncio del Gobierno de iniciar acciones legales “contra Yale y su presidente (...) son un obstáculo y no una invitación para un arreglo”.

“Esta disputa no puede resolverse con amenazas”, añadió el comunicado. “Si el Gobierno del Perú ha llegado a la conclusión de que su demanda legal en EE.UU. no tendrá éxito, esta es una razón para llegar a una resolución amistosa, y no para iniciar procesos legales sin fundamento”.

“Si se retira la amenaza, Yale sigue dispuesto a solucionar esta disputa de forma que refleje los intereses de ambas partes”, indicó la declaración.

    "En Yale no hay buena voluntad para devolver al Perú piezas arqueológicas". EC, 23/10/10

    Ministro Chang: "En Yale no hay buena voluntad para devolver al Perú piezas arqueológicas"

    Titular de la PCM anunció que el Ejecutivo emprenderá batalla legal y mediática a fin de recuperar material, que fue llevado a referida casa de estudios tras descubrimiento de Machu Picchu

    Sábado 23 de octubre de 2010 - 01:37 pm32 comentarios
    Imagen

    El presidente del Consejo de Ministros, José Antonio Chang, señaló esta mañana en RPP, acerca del litigio con la Universidad de Yale a fin de recuperar un lote de piezas arqueológicas de Machu Picchu que obran en su haber, que la casa de estudios estadounidense no ha mostrado “buena voluntad”.

    “Hubo conversaciones pero no ha habido buena voluntad de Yale para devolver las piezas” dijo Chang, quien anunció que el Gobierno iniciará una campaña muy fuerte —en el ámbito legal y mediático— para lograr que el Perú recupere el material. “No es posible que se cierren (Yale) al decir que las piezas son de ellos. Estamos evaluando denunciar penalmente a las autoridades de Yale”, indicó.

    Chang añadió que esta decisión se tomó en pleno en el gabinete ministerial. Ello, a pesar de que a pocos días de ser nombrado, el ministro de Cultura Juan Ossio declaró que un importante sector del alumnado de Yale había firmado cartas de petición a favor de la parte peruana en el proceso contencioso, que se ventila en la justicia estadounidense.

      Yale responde a Perú por el reclamo de las piezas de Machu Picchu. EFE, 25/10/10

      Yale responde a Perú por el reclamo de las piezas de Machu Picchu


      La universidad indicó que la demanda penal iniciada por Perú por el robo de bienes arqueológicos es "un obstáculo y no una invitación para un arreglo"

      Crédito foto: Reuters

      El presidente de Perú, Alan García, anunció este domingo una nueva campaña para lograr la devolución de decenas de miles de piezas retiradas hace un siglo de las ruinas en los Andes por el explorador Hiram Bingham, y entregadas a esa universidad en Connecticut (EEUU).

      El primer ministro peruano, José Antonio Chang, había anunciado antes que Perú iba a iniciar una demanda penal contra la institución universitaria estadounidense y García indicó que apoya esa decisión.

      "A lo largo de la disputa reciente con Perú sobre los objetos retirados de Machu Picchu, Yale ha dejado en claro su disposición a negociar una resolución amistosa con el gobierno de Perú", indicó un comunicado de la universidad.

      Según la declaración en septiembre de 2007, Yale y Perú firmaron un memorando de entendimiento que "Perú luego repudió, iniciando una acción civil contra Yale en un tribunal federal de Estados Unidos". La demanda civil está pendiente.

      La Universidad emitió un comunicado en el que afirma que el anuncio del Gobierno de iniciar acciones legales "contra Yale y su presidente (...) son un obstáculo y no una invitación para un arreglo".

      "Esta disputa no puede resolverse con amenazas", añadió el comunicado. "Si el gobierno de Perú ha llegado a la conclusión de que su demanda legal en EEUU no tendrá éxito ésta es una razón para llegar a una resolución amistosa, y no para iniciar procesos legales sin fundamento".

      "Si se retira la amenaza, Yale sigue dispuesto a solucionar esta disputa de forma que refleje los intereses de ambas partes", indicó la declaración.



      FUENTE: EFE