martes, 27 de octubre de 2015

Y ahora el DL 1198, o cuando se abrió la tierra y quizás sea lo mejor que haya pasado. Blog Lima Milenaria, 23/9/15

http://limamilenaria.blogspot.pe/2015/09/y-ahora-el-dl-1198-o-cuando-se-abrio-la.html
miércoles, 23 de septiembre de 2015

Y ahora el DL 1198, o cuando se abrió la tierra y quizás sea lo mejor que haya pasado

Cajamarquilla, ciudadela Lima, año 600 d.C., distrito Lurigancho-Chosica. Foto: Evelyn Merino-Reyna.
(Hacer clic en las imágenes para agrandarlas)

El gobierno anunció este martes una modificación sustancial e histórica a la Ley General de Patrimonio. 

A partir de ahora, nuestras huacas dejan de ser responsabilidad única del Estado y se abren las puertas a la empresa privada. Y esto es quizás lo mejor que le ha podido pasar al legado prehispánico del país en mucho tiempo (pero ojo con los baches).

Haciendo uso de las facultades entregadas por el Congreso para legislar en materia económica y estimular la inversión, el Ejecutivo eliminó la palabra “únicamente” del inciso 6.1 del artículo 6 de laLey General de Patrimonio (N°28296), que reservaba de manera exclusiva para el Estado la gestión de los bienes arqueológicos. No lo es más.

Y el artículo 5 de la referida ley ya incorporaba un texto señalando que el Estado debía fomentar la participación del sector privado en la “conservación, restauración, exhibición y difusión” de los mismos. No lo había hecho.

En consecuencia, este DL1198 puede verse como una adecuación a lo que ya estaba planteado. Pero, obviamente, ese no es el huaco completo.

Huacas del Parque de las Leyendas, más de 2.000 años de continuidad urbana. La primera ciudad de Lima. Foto: JL.
Las reacciones en redes no se hicieron esperar. Algunas voces han expresado su rechazo por el hecho que el sector privado, cuyo fin es el lucro, pueda beneficiarse de un patrimonio que es de todos.

Los más cautelosos han apuntado al hecho que en manos del Estado los sitios arqueológicos tampoco estaban en condiciones ejemplares, y que de repente hay que darles una oportunidad.

Es claro que existe gran desconfianza. La empresa privada en el Perú no ha hecho bastante para ganarse la confianza y el respeto de los ciudadanos. La destrucción de una de las pirámides de Paraíso hace dos años es un claro ejemplo.

Por eso se necesita un Estado que sepa poner los límites. Tenemos un Estado débil, pero aislando las huacas de las manos de Nosferatu de la empresa privada no lo vamos a fortalecer.

Huaycán de Cieneguilla, culturas Ichsma e Inca. Foto: JL.
CADE 2013 quedará en el recuerdo como el momento en que la empresa privada miró, por primera vez, al legado arqueológico de Lima como una opción de desarrollo.

Ese año el evento anual, que reúne a los más importantes empresarios del país, expresó su interés en buscar la recuperación de algunas huacas de la capital por su potencial turístico.

El ministerio reconoce que existen 19,903 sitios arqueológicos en todo el país. Este es el cálculo oficial frente a los cerca de 100,000 sitios que se supone que existen. A muchos nos gustaría que el Estado se hiciera cargo de esto, pero lo cierto es que no puede y no va a poder.

De repente es hora que entre todos asumamos responsabilidad de lo que es nuestro: empresa privada y ciudadanos.

En las fotos que acompañan esta nota me tomo la libertad de incluir sitios con potencial de desarrollo.
 
Tambo Inga, el mayor centro administrativo inca en Lima Norte, Puente Piedra. Foto: JL.
Soy de la opinión que al abrir las puertas al sector privado, tenemos la oportunidad de crear una normativa donde las reglas estén claras, donde la fiscalización sea una herramienta útil, y donde la sociedad civil tenga una voz.

Pero, evidentemente, el Ejecutivo tiene un serio problema de tacto y comunicación. Todas las medidas que ha pasado en relación a patrimonio cultural inmueble en estos últimos tres años no han salido del ministerio de Cultura, ni han sucedido porque consideran la cultura una prioridad.

La noticia tampoco viene acompañada de otras medidas que refuercen una visión comprometida del Estado: fondos para recuperación de patrimonio; nuevas fórmulas para el financiamiento de la recuperación; estímulos para propietarios de bienes históricos.

Aun así, estoy de acuerdo con esta medida. Se abre una posibilidad concreta para que dinero fresco vaya a la puesta en valor de importantes sitios arqueológicos que necesitan ayuda. Ojo que esta norma excluye a los sitios que son Patrimonio Mundial.

Necesitamos fortalecer los mecanismos de participación de los diferentes estamentos de la sociedad. Necesitamos una empresa privada seria y responsable, y Backus es una muestra de que sí existen.

Huaca La Florida, el templo en U más antiguo de Lima, 3,800 años. Rímac. Foto: JL.
Al final, sería bueno sentir que si las cosas salen bien no es por casualidad. Que hay un ministerio y un Ejecutivos comprometidos con la gran riqueza de este país, que no solo es minera.

En las disposiciones complementarias finales del DL 1198, se señala que en 90 días el Ministerio de Cultura dará a conocer el procedimiento para “el otorgamiento, ejecución y supervisión de los Convenios de Gestión Cultural”.

Solo puedo añadir, háganlo pensando en el mañana y en todos los peruanos. A este gobierno le queda menos de un año y lo que hagan ahora se les agradecerá en el futuro. O el pueblo y Dios os lo demandarán. 

Como siempre, las páginas de este blog están abiertas para todos sus comentarios.


Links:
DL1198
Ley General de Patrimonio

No hay comentarios: