sábado, 13 de diciembre de 2008

Reunión con Yale habría resultado improductiva. El Comercio 11/9/08

PIEZAS DE MACHU PICCHU EN EL TAPETE

Reunión con Yale habría resultado improductiva

Este Diario accedió al documento donde se detalla la insatisfacción de la delegación peruana

Una cierta desazón habría dejado en la directora del Instituto Nacional de Cultura, Cecilia Bákula, la última de las reuniones sostenidas entre representantes de la Universidad de Yale y la delegación peruana encargada de realizar los trámites para la repatriación de los restos arqueológicos extraídos de Machu Picchu, que permanecen en poder de esa casa de estudios.

El Comercio pudo acceder a un correo electrónico que circuló entre los miembros de esta delegación, y que fue enviado también al ministro de Salud, Hernán Garrido Lecca, como representante personal del presidente Alan García en estas gestiones. Garrido Lecca, por cierto, no pudo acudir a dicha reunión. (Bákula, consultada al respecto, reconoció la existencia de ese documento electrónico, aunque no pudo explicar quién lo filtró).

En el correo, Bákula brinda los pormenores de la reunión, entre ellos el interés de algunos representantes de Yale de retroceder en los temas acordados en encuentros previos, a pesar de haberse adoptado ya ciertos acuerdos, como la devolución de las piezas al Perú en un mediano plazo --luego de un detallado registro que se realizó--, excepto un lote que permanecería en su poder para su estudio, aunque no se brindó detalles significativos al respecto, como se esperaba. Según relata Bákula en la misiva, "no fue posible obtener de ellos ni siquiera un acercamiento serio, coherente y sensato sobre este tema. Resultó evidente que en todo este tiempo no habían sido capaces de elaborar una propuesta razonable para su supuesto interés científico".

Finalmente, el documento menciona algunas preocupantes conclusiones de la directora del INC tras esta reunión. Ahí se lee, entre otras: 1) Yale no tiene voluntad expresa de aceptar acuerdo alguno que pueda distar de sus intereses particulares. 2) No ha tomado en serio la voluntad del Perú de reclamar la totalidad de los bienes que el Museo Peabody retiene ilegalmente. 3) Busca dilatar la solución a este tema.

No hay comentarios: