lunes, 29 de diciembre de 2008

Cecilia Bákula: Recuperación de piezas de Yale es un reto nacional. Andina 23/12/08

08:07  Cecilia Bákula: Recuperación de piezas de Yale es un reto nacional 

  • Cecilia Bákula
  • Lima, dic. 23 (ANDINA).- La directora del Instituto Nacional de Cultura (INC), Cecilia Bákula, sostuvo que la recuperación de las piezas de Machu Picchu en poder de la universidad de Yale, debe constituir un reto nacional.

     

    ¿Cómo ve la situación actual de la demanda interpuesta por el Estado peruano a la universidad de Yale?
    –El proceso recién comienza y en la demanda hay temas que tendrán que precisarse. Lo importante es llamar al país a que asuma esto como un reto nacional: todos debemos avalar la acción del Estado en una propuesta que nunca se había dado y de decir que tenemos derechos.

    ¿Y la posición de la universidad norteamericana? 
    –He tenido contacto directo con ellos, pero no han visto que devolverle las piezas al Perú es una ocasión para que se encumbren entre los grandes de la cultura del siglo XXI. Retener las cosas ilegalmente significa, al contrario, un demérito moral y ético.

    El abogado de Yale, Enrique Ghersi, dijo que las pretensiones del Perú estaban prescritas en las leyes del Perú y Estados Unidos.
    –Desde el momento en que Yale incumple un plazo no hay prescripción que valga. La legislación peruana es pareja y el Perú no permite la salida de sus bienes, salvo motivos de investigación. A Yale se le va a pasar el carro de la historia, porque ganaría prestigio y una relación de futuro científico con el Perú si tuviera grandeza institucional.

    Alguna vez ese centro académico dio a entender que el Perú no era capaz de mantener en buen estado los restos... 
    –Les digo que vayan al sótano del Museo de la Nación, al de Antropología, al Inca del Cusco o al de las Tumbas Reales de Sipán y vean las piezas, los talleres. El Perú hoy tiene condiciones de conservación muchísimo mejores a los que pueden tener en el museo Peabody, de la Universidad de Yale, los objetos arqueológicos.

    ¿Y cómo las ha tenido Yale?
    –¿Usted cree que es justo que restos humanos sean zarandeados en cajas y que no tengan una sepultura final en su lugar de origen? Pareciera que existe un doble discurso en Estados Unidos, porque el Museo del Indio Americano, en Washington, es el pionero en el respeto a la memoria de los pueblos originarios y Yale tiene los restos precolombinos en bolsas y cajas, y sin investigar.

    Hablemos del futuro. ¿Todo lo que está en poder ahora en Yale podrá en su momento que mostrarse al público?
    –No todo lo que Yale alberga puede ser exhibido, porque Hiram Bingham, en 1911, seleccionó objetos que pudieran haber aportado a su investigación, la cual no se llevó a cabo. Visualmente, hay piezas para ser expuestas y otras seleccionadas con un objetivo de investigación.

    ¿Entonces, los 382 objetos que la universidad pretende dar al Perú son piezas de museo?
    –¡De ninguna manera! La condición de museable es un discurso con un guión y eso no lo pueden determinar ellos porque nosotros somos soberanos: mostramos y mostraremos en las mejores condiciones, de acuerdo con la opinión de los técnicos peruanos.

    En su opinión, ¿cómo percibe el trabajo de la comisión extraordinaria?
    –La ley que creó la Comisión de Alto Nivel encargada de la repatriación de las piezas arqueológicas en poder de la Universidad de Yale es del 16 de julio de 2006. Se dio en pleno proceso de cambio y lo que logró fue elaborar una serie de propuestas de acercamiento. En diciembre de ese año, la comisión pidió un informe a la universidad. Mi percepción es que quien perdió la oportunidad fue Yale. 

    El Colegio de Arqueólogos ha reclamado una participación en la comisión.
    –No corresponde. El representante del Estado para ese fin es el INC. No se puede involucrar al colegio porque deberían de estar todos. En el momento adecuado habrá que convocar a muchos. Ahora se necesita un equipo de avanzada, los abogados y los técnicos directos, y luego todo el batallón de la retaguardia que debe ser el Perú entero.

    ¿Cree que fue un error firmar el año pasado el documento de entendimiento entre el Perú y la Universidad de Yale?
    –En esa oportunidad, el INC buscó comprobar la documentación de las piezas “museables”, que el INC ha dicho que no es aceptable de ninguna manera. El documento fue trabajado por el entonces ministro Garrido-Lecca. Lo importante de ese documento es que dice que no es vinculante, sino una fórmula de acercamiento después de mucho tiempo.

    ¿Cuánto ha invertido el Perú en esta comisión?
    –Absolutamente poco. De lo que conozco, el INC, yo realicé tres viajes y luego viajó por 10 días un equipo de siete personas. La Cancillería, por su parte, tiene que ver el contrato y cómo se cubren los honorarios.

    ¿Ha habido alguna discrepancia entre las seis entidades a la hora de elaborar el texto de demanda a Yale, en Estados Unidos? 
    –El INC no fue convocado para elaborar el texto de la demanda. Sin embargo, estamos absolutamente dispuestos a hacer el respaldo técnico en el momento adecuado. Quien se encarga de la demanda es la Cancillería. Nosotros hemos aportado todo el tiempo la parte técnica como, por ejemplo, en cuanto a lo “museable”.

    ¿Cómo van las conversaciones con el gobierno regional del Cusco para ver a dónde irían en el futuro las piezas repatriadas?
    –Tenemos muchos acercamientos. Algunas propuestas que tenemos son mejorar el guión museográfico del Museo Inca para darle un capítulo Machu Picchu-Yale y albergar a las piezas más significativas de las 46 mil 332. Otra posibilidad para albergar toda la colección sería el Convento de la Almudena, actualmente bajo administración del Mimdes.

    ¿Hay un compromiso real del presidente García con el tema cultural?
    –Entre el presidente García que conocí en la década de 1980 y el de ahora, debo decir que hay un salto cualitativo extraordinario respecto al tema de patrimonio. Este es un presidente García que quiere tomar la bandera del patrimonio y desea ser socio estratégico en el desarrollo nacional.

    Datos
    -La investigación de Hiram Bingham, en 1911, fue la primera auspiciada por National Geographic.

    -El INC contabilizó 46,332 piezas, sacadas por Bingham. Además, hay otro proceso por piezas no autorizadas, como la colección Albistur, de la misma universidad y sobre la que habrá un proceso distinto.

    -Este año, 10 especialistas del INC verificaron la existencia de 46,332 piezas en propiedad de la universidad de Yale.

    (FIN) DOP

No hay comentarios: