lunes, 2 de diciembre de 2013

¿Qué hay detrás de la ampliación de la Javier Prado por el cerro Puruchuco? Portal "Lugares Comunes" 7/9/11

¿Qué hay detrás de la ampliación de la Javier Prado por el cerro Puruchuco?

Esta semana se anunció que ya comenzarán las obras de la ampliación de la avenida Javier Prado través del cerro Puruchuco. Ya ha habido protestas al respecto, con distintos argumentos. Vecinos de la urbanización Los Portales afirman que la onda expansiva de las demoliciones necesarias para la construcción podría afectar sus casas (ver video), y tambiénhay quienes afirman que el cerro Puruchuco debe ser intangible por estar en una zona arqueológica.
Pero ¿qué hay detrás de la obra? En primer lugar, se debe ver quiénes se beneficiarían con ella. Por un lado, potencialmente se mejoraría la conectividad entre los vecinos de los barrios que están al otro lado del cerro y La Molina (y el resto de Lima). Por ello, también hay vecinos que están a favor de la obra. Sin embargo, para entender por qué se hace una obra de esta magnitud (S/.28 millones) hay que ver más allá. La prolongación de la avenida Javier Prado permitiría conectar La Molina no solo con los barrios que están al otro lado del cerro, sino con el ex fundo Vista Alegre, un terreno de 140,000 m² en el que el Grupo Interbank está construyendo un centro comercial que estará listo en noviembre. La ampliación de la Javier Prado inmediatamente aumentaría el valor del terreno, con lo que el gran beneficiado sería dicho grupo económico.
Mapa de la zona (click para ampliar)
Un lugar característico de la especulación con terrenos urbanos, lo que queda del ex fundo Vista Alegre lleva años sin uso, a pesar de estar en plena zona urbana. En el último plano de zonificación del distrito de Ate (año 2007) fue clasificado como zona de comercio metropolitano, apta para grandes centros comerciales. Los propietarios del terrenos no solo se beneficiarán con la ampliación de la avenida Javier Prado, sino con la también recientemente anunciada construcción de la segunda línea del Metropolitano. La estación principal de la zona este de la línea será precisamente en terrenos que también pertenecen al Grupo Interbank, frente a lo que será el centro comercial.
El principal beneficiado, el Grupo Interbank, no desembolsará un sol en las obras, que serán financiadas por las municipalidades de Lima y Ate. De este modo se premia la especulación, pues solo con comprar un terreno en área urbana sin desarrollar y esperar -o hacer lobby para- que el Estado mejore la conectividad, se obtienen ganancias.
La pregunta aquí es si se debe debatir la creación de algún tipo de impuesto para que los propietarios de grandes terrenos que se benefician con las obras de infraestructura se hagan cargo de parte de su costo. En otros países, como España, ya existe impuesto de ese tipo (impuesto a la plusvalía urbana). En este caso, el propietario actual se beneficiará con las obras, y algún propietario anterior, presumiblemente la constructora Octavio Bertolero, lo hizo con el cambio de zonificación (que se dio antes de que se vendiera el terreno al Grupo Interbank por $20 millones). Es, pues, una forma muy fácil y tradicional de acumulación de capital a través de la especulación de terrenos. De hecho, buena parte de Lima creció de esa forma, y en buena cuenta así fue como hicieron su fortuna varias familias, como los Brescia, por ejemplo. ¿No se debería repartir parte de ese beneficio, dado que la revalorización está dada por acciones del Estado y no de los propietarios?

No hay comentarios: