jueves, 6 de noviembre de 2008

INC pide a la Municipalidad de Lima cumplir la ley. El Comercio, 8/8/08

ORDENAN PARALIZAR OBRAS DEL INTERCAMBIO VIAL VENEZUELA

INC pide a la Municipalidad de Lima cumplir la ley

Emape aún no define si procederá a impugnar la resolución directoral que recibió el 30 de julio

La directora del Instituto Nacional de Cultura (INC), Cecilia Bákula, aseguró ayer que los trabajos de remoción del suelo en la obra del Intercambio Vial Venezuela podrán retomarse cuando la Municipalidad de Lima presente --y esta entidad le apruebe-- el proyecto de evaluación arqueológica correspondiente.

"Tenemos capacidad suficiente y la ley nos ampara para emitir una resolución que obliga a paralizar la obra. Esperamos que los responsables levanten las observaciones y hagan las propuestas que corresponden para trabajar en una modernidad vial sin agredir al patrimonio", señaló la directora del INC a este Diario.

Afirmó asimismo que esta entidad envió varias comunicaciones al municipio limeño, entre ellas, una en marzo, informándole que el intercambio vial Venezuela-Universitaria debía contar con autorización del INC antes de que empezaran las obras por comprometer patrimonio arqueológico. "Si ellos quieren seguir con los trabajos, deben cumplir la ley", subrayó.

Manuel Aguirre Morales, consultor en patrimonio cultural, cuestionó, empero, que el INC utilice en su resolución el término 'alteración' cuando en la práctica se ha destruido patrimonio arqueológico. Al cierre de esta edición, la Municipalidad de Lima a través de Emape no había decidido si procederá a impugnar la resolución del INC.

REACCIONES
VICENTE UGARTE DEL PINO, ABOGADO E HISTORIADOR ESPECIALIZADO EN PATRIMONIO
"El Instituto Nacional de Cultura tiene por función velar por la protección del patrimonio cultural del país y tomar las medidas necesarias para ese fin. Es una institución con rango de ministerio y sus resoluciones deben cumplirse.

También vale recordar que la zona arqueológica del complejo Maranga, de la que es parte la huaca San Marcos y Aramburú, ha sido profanada más de una vez: primero lo hizo Huayna Cápac. En la época republicana, se recortó el cerro de la huaca durante el gobierno de Leguía para construir la avenida El Progreso, la primera vía asfaltada que unió Lima y Callao. Otra intervención se dio durante el régimen de Odría y luego vinieron otras más. Actualmente la avenida Venezuela es intransitable pero nada justifica una obra sin planificación y que pasa por alto las normas".

FERNÁN MUÑOZ RODRÍGUEZ, DECANO DEL COLEGIO DE INGENIEROS DE LIMA
"Lo prioritario es que el INC determine cuál es el impacto de las obras en la zona arqueológica. Después de ese estudio, los especialistas viales podrán definir o redefinir trazos, establecer si se contará con tres o seis carriles, entre otras salidas. Esto implica un nuevo diseño, pero también dará una solución al problema.

Es inconcebible que la situación se le haya escapado de las manos a la Municipalidad de Lima, más aun viendo la experiencia en la avenida Javier Prado. Por ejemplo, las obras podrían haber incluido la puesta en valor de las huacas, como sitios de estudio y de visita. No debe olvidarse que en una obra de esta envergadura hay dos ámbitos por atender: la consulta popular y la preservación de zonas arqueológicas. Pero a excepción de las huacas Pucllana y Huallamarca, en Miraflores y San Isidro, el resto no han sido conservadas".

No hay comentarios: