jueves, 5 de septiembre de 2013

“Limpian” a denunciados por dañar muro inca de calle Loreto. LR 10/1/13

Peritaje judicial “limpia” a denunciados por dañar muro inca de calle Loreto

JUICIO. Román sorprendió a todos con su informe que concluye que no hubo daño.
JUICIO. Román sorprendió a todos con su informe que concluye que no hubo daño.
0
FASE ORAL. Informe de perito Nancy Román concluye que dueños de Centro Comercial Ima Sumaq no dañaron patrimonio.
José Víctor Salcedo. Cusco. 
Los acusados de dañar un muro incaico sonrieron aliviados al escuchar el informe pericial que dispuso el Poder Judicial para determinar la gravedad de los daños causados al muro ubicado en la calle Loreto.
Durante tres horas seguidas, en el marco del juicio oral que se sigue a los 14 acusados por atentar contra el patrimonio cultural, la perito judicial Nancy Román Bustinza señaló que la obra del Centro Comercial Ima Sumaq se hizo con los permisos necesarios y respetando la ley. 
“No hubo alteración, porque el muro no era original. Por el contrario (con la obra), se logró estabilizarlo porque se pudo liberar los materiales que estaban dañando el muro”, enfatizó Román, quien es arqueóloga de profesión.
Para los representantes de la Segunda Fiscalía Penal y abogados de la Dirección Regional de Cultura (DRC) de Cusco fue como un baldazo de agua fría. Su acusación que habla de agresión al patrimonio fue desestimada. 
La Fiscalía ha pedido entre 3 y 5 años para los acusados por los presuntos delitos de alteración de bienes culturales en grado consumado y por omisión de labores funcionales.
El fiscal Edilberto Molina, a cargo del caso, escuchó sorprendido las conclusiones del peritaje, mientras que los principales acusados, Modesto Baca, dueño del centro comercial, y Jorge Zegarra, ex director regional de Cultura, festejaban sonrientes las aseveraciones de la perito.
No obstante, el arqueólogo Richard Alegría, perito de la DRC, sostuvo que el próximo martes expondrá su peritaje que, aseguró, "desbaratará el trabajo de Nancy Román". ❧

Claves
En junio del 2010 se puso en evidencia el daño al muro de la calle Loreto, lo que antes era el templo Acllahuasi o casa de las escogidas. Según la fiscalía, durante la construcción se cincelaron elementos líticos, cortaron y fracturaron otras, además de sustituir decenas de elementos líticos del muro Inca.
También usaron cemento y una técnica inadecuada para la intervención del muro. Para la perito Nancy Román el muro fue mejorado porque “ya había sido modificado e intervenido en dos ocasiones anteriores".

No hay comentarios: