miércoles, 4 de enero de 2012

"Machu Picchu puede llegar a ser patrimonio en peligro". LR 1/1/12

"Machu Picchu puede llegar a ser patrimonio en peligro"

Más trabajo. David Ugarte indicó que no existe un plan de riesgo para la ciudadela, solo un plan de contingencia.
Más trabajo. David Ugarte indicó que no existe un plan de riesgo para la ciudadela, solo un plan de contingencia.
Preocupado. Director regional de Cultura del Cusco, David Ugarte, reconoce que algunas observaciones hechas por Unesco a Machu Picchu podrían no ser subsanadas.

José Víctor Salcedo. Cusco

Unesco llega en marzo para evaluar la gestión de Machu Picchu. ¿Qué observaciones deben levantarse hasta esa fecha?

Primero, el problema de Aguas Calientes. Segundo, la accesibilidad al sitio, o sea, la carretera. Tercero, el problema de residuos sólidos. Cuarto, la carretera Santa María-Machu Picchu. Quinto, la inexistencia de un plan de riesgo; ahora lo que hay es un plan de contingencia, que son sirenas que tocan tres minutos antes de un desastre, pero no hay un plan de riesgo.

¿Qué espera de esa visita?

Bueno, si pasamos el examen habrá recomendaciones, y si no pasamos el examen Machu Picchu será declarado patrimonio en peligro.

¿Pasaremos la prueba?

Se está trabajando. Hay voluntad. Habrá que pactar con el alcalde de Machu Picchu (Óscar Valencia), quien dice que la Ley Orgánica de Municipalidades está por encima de la Ley de Patrimonio, para levantar las observaciones. El crecimiento desordenado, caótico, es un problema que necesita ser resuelto. Lo que hay que dejar en salvedad, y la Unesco lo tiene claro, es que el problema del parque (ciudadela) que está arriba no tiene ninguna observación, los problemas están abajo. El problema de residuos sólidos fácilmente se puede resolver.

Tomando en cuenta los tiempos y la complejidad de las observaciones, ¿hay la posibilidad de subsanarlas?

Vamos a levantar algunas y vamos a proponer salidas a otras que van a hacerse en un proceso. Es el Estado el que tendrá que comprometerse con las propuestas; no va a haber la mano mágica, milagrosa que resuelva el problema. Lo que debe haber es un consenso para resolver los inconvenientes de Aguas Calientes.

¿Qué se ha avanzado en el plan de riesgo?

Estamos con una consultoría en este momento. No podemos resolver el problema de la noche a la mañana. Va a haber una propuesta estructural explicando que Aguas Calientes está en una zona de huaicos y nadie quiere que ocurra un desastre en la zona, pero por sus características es posible que exista, ya pasó alguna vez. La Unesco se pregunta ¿qué pasa si un huaico se lleva 800 o mil turistas? Sería un escándalo y matamos la gallina de los huevos de oro.

¿No es un problema aumentar la carga a Machu Picchu?

La carga máxima, hemos quedado con la Unesco, es un aspecto eminentemente técnico que se tocará dentro del plan de actualización del Plan Maestro. La Unesco ha señalado que reconoce el Plan Maestro, que está reconocido por todos los organismos peruanos.

¿Qué le preocupa más de Machu Picchu?

Creo que en algún momento se habló de que el aumento de la carga máxima era en función del mercado. Ponerle 7 mil, 8 mil de carga a Machu Picchu haría que colapse por sobreuso. Hay propuestas para ampliar la oferta conectando con Choquequirao, Espiritupampa y otros sitios.

¿Qué se está haciendo con la invasión de líquenes en la ciudadela?

Se está convocando a un congreso internacional de especialistas sobre el tema que será en febrero o marzo. Ahí harán propuestas y se firmará un convenio para que se ataque este problema.

Hace poco se ha observado la gestión del Centro Histórico de la Ciudad del Cusco...

En términos de patrimonio Machu Picchu está a salvo, el problema no está arriba sino abajo como dije, pero en términos del Centro Histórico es una situación dramática porque la ciudad la hemos cambiado a través de un proceso de agresión. Muestra de eso son las observaciones que ha hecho la Unesco, sobre todo en que en 10 años más desconocemos ese patrimonio. Es que para construir hoteles se ha tumbado, se han tapado muros incas y la expresión más brutal es Loreto (el centro comercial Ima Sumaq dañó piedras incas) y también el Marriot (hotel en Calle Ruinas). La propia Unesco dice que hay un 30% de afectación al patrimonio preínca e inca (en esa construcción). Ahora, si bien es cierto han mantenido la capilla, el problema es que con movimientos se ha generado transformación.

La responsabilidad es de la dirección de Cultura. ¿Lo admitiría?

No tengo por qué defenderla, pero cuando yo estuve a cargo de esta institución (anterior gestión) la defendí con fuerza. Pero qué hicieron las otras gestiones, como la anterior en que la propia directora (Cecilia Bákula) participaba en la inauguración de hoteles. Creo que necesitamos acá un decálogo, un acercamiento entre el Ministerio de Cultura y los municipios. Por ejemplo, hemos aprobado el Plan Maestro del Centro Histórico (en el 2005) que dice que la municipalidad gestiona y Cultura preserva el patrimonio. ¿Qué hacemos cuando el alcalde de forma unilateral construye el inca? Entonces se frena el plan maestro.

¿Qué hacer con el Centro Histórico?

Creo que el Centro Histórico debe declararse en estado de... llamarle emergencia sería muy alarmista... cuidado, porque estamos ad portas de una crisis más profunda.

No cree que haya complicidad de las instituciones….

Hay construcciones y modificaciones en muchos lugares y esto se hace con complicidad de muchas instituciones o todas las instituciones. Escuchan pero no ven. Pero no solo es tarea del municipio o del Ministerio de Cultura sino de todos los sectores; también debe haber más labor del periodismo mostrando esos hechos.

¿Cuál sería el instrumento para controlar ese mal?

Debe funcionar el Consejo Regional de Cultura que esté integrado por todos los sectores estatales y sociales. Las decisiones que tome el municipio sobre materia patrimonial no deben ser tomadas por un funcionario de segundo nivel sino por el concejo municipal.

No hay comentarios: