miércoles, 8 de agosto de 2012

Geoglifos de Cerro Campana. Andina 15/11/11


12:24  Erosión costera en Trujillo habría permitido descubrir geoglifos de cerro Campana  
Trujillo, nov. 15 (ANDINA). La erosión costera que afecta el litoral de Trujillo, en La Libertad, habría permitido que los geoglifos del cerro Campana queden expuestos en la superficie para que este "notable" testimonio arqueológico puede ser apreciado por la humanidad, sostuvo hoy la Asociación Peruana de Arte Rupestre (APAR).
Geoglifos del cerro Campana, en Trujillo. Foto: Asociación Peruana de Arte Rupestre.
Geoglifos del cerro Campana, en Trujillo. Foto: Asociación Peruana de Arte Rupestre.
 1 de 2 

El presidente de la institución, Gori Echevarría López, señaló a la Agencia Andina que las lomas y pampas son cubiertas con arena de playa, depositada constantemente por la corriente marina.
“Si este ciclo se interrumpe, como ha pasado en Trujillo desde hace 55 años por la construcción del molón (muelle) retenedor del puerto de Salaverry, entonces el viento ya no transporta arena a las lomas, generando, en este caso, que los geoglifos queden al descubierto”, explicó.

Los balnearios de Huanchaco, Buenos Aires y Las Delicias, en la provincia de Trujillo, se encuentran en estado de emergencia debido al avance de la erosión marina, que está provocando el retroceso de sus playas.

Frente a ese contexto se llegó a dicha conclusión, que ha sido plasmada en el segundo informe de la APAR, el que también dice que los geoglifos, ubicados a 4.5 kilómetros del mar, tendrían una antigüedad de 500 a 700 años, y corresponderían al período Chimú.
“Aunque esta estimación debe ser necesariamente comprobada hay que afirmar que existen muestras de cerámica tardía en el área cercana a los geoglifos antropomorfos, que prueban que esta zona fue ocupada durante el período propuesto”, indicó.
El documento precisa que en total se han contabilizado 39 figuras antropomorfas y cuatro abstractas en 18 grupos, algunos de ellos divididos con formas circulares y rectangulares.
Otra de las conclusiones del informe es que los geoglifos hallados no necesariamente fueron así cuando los elaboraron, debido a que, con el paso del tiempo, han sufrido un proceso de transformación.
“De acuerdo con nuestras observaciones es evidente que las colonias de tillandsias (plantas que crecen en desiertos, bosques y montañas de Centroamérica y Sudamérica) que forman el cuerpo del relieve de los geoglifos han actuado según sus necesidades vitales, habiendo transformado su soporte (el relieve de la figura)”, dice el estudio.
Agrega que el relieve actual no sólo está compuesto por un sustrato vivo, sino que "se ha movido" desde que las tillandsias colonizaron el original.
"No existe posibilidad lógica de considerar esta imagen como un producto original en el sentido de su producción cultural primaria”, sostiene.
El documento refiere que entre las figuras existe “un lenguaje formal, (…) que tiene constitución uniforme e intención representativa”, y se considera a este hallazgo como la expresión de la conducta social de las poblaciones antiguas de Moche y Chicama.
Echevarría recordó que hace varios años se descubrieron otros geoglifos en la Hoyada de Santo Domingo, en la margen izquierda del río Moche, también en Trujillo.
Ambas áreas, dijo, deben ser consideradas como los más notables testimonios arqueológicos del norte del país en lo que a arte rupestre se refiere.
El arqueólogo advirtió que están en peligro de desaparecer por factores naturales y artificiales. Por ello pidió a las autoridades y los profesionales del Ministerio de Cultura iniciar investigaciones profundas de los sitios a fin de garantizar su conservación.
“Su estado actual es calamitoso y si la zona sigue siendo descuidada estas delicadas evidencias no perdurarán en el tiempo”, puntualizó.

(FIN) OPC/JOT

GRM
Fecha: 15/11/2011

No hay comentarios: