martes, 26 de julio de 2011

Locura en Machu Picchu, LR 26/7/11

Este artículo refleja la ignorancia que tiene Mirko Lauer sobre la naturaleza de los sitios arqueológicos, y en extenso el desprecio de los arqueólogos cusqueños. Con un pequeño de criterio racional se daría cuenta que Machu Picchu no puede recibir tantos turistas como lo hace ahora, y la desgracia de la invancion de "Aguas Calientes" - mal llamado Pueblo Machupicchu" - es solo un resago, del aprovechamiento informal del sitio por la gente de la región, la verdadera mafia de Machu Picchu son los grandes consorcios hoteleros trasnacionales que tiene sede en Cusco, y que son los únicos que realmente se benefician del turismo. Grandes industrias para beneficio de pocos que Lauer sabe defender subrepticiamente aqui, sin exponer en contra del INC del Cusco, o de los esforzados arqueologos cusqueños, ni un solo dato real. Que no lo diga la UNESCO es totalmente irrelevante, para su eneficio todo lo que digan los peruanos sera subvaluado a favor, una pena.

GT


Locura en Machu Picchu


Por Mirko Lauer

Suelen ser los huelguistas –maestros, transportistas, alcaldes, regantes, aguascaletinos varios– quienes les cierran el paso a Machu Picchu a los turistas. Pero la semana pasada fue el mismísimo INC-Cuzco el que les frustró el acceso, acaso único en su vida, a nuestra maravilla, al fijar un cupo de 2,500 visitas diarias. Hay en esto algo de simbólico.

Pues la limitación choca frontalmente con la campaña mundial del gobierno para que el mundo acuda a visitar MP en su centenario. El INC-Cuzco afirma que el límite diario ha sido impuesto por UNESCO, pero esto no es cierto, y el INC-Cuzco lo sabe. Lo único que pide UNESCO es que MP sea administrado adecuadamente para conservar su status.

A lo largo del decenio INC-Cuzco ha demostrado su incapacidad para administrar no solo MP, sino además otras valiosas ruinas que constituyen un núcleo básico del patrimonio mundial. Un nuevo gobierno es una buena oportunidad para reemplazar lo existente por una organización moderna, académicamente respetable y de nivel mundial.

Un ejemplo notorio es la manera como el INC, y todos los demás, no ha podido proteger al santuario de MP contra la expansión descontrolada de la inaceptable, peligrosa, totalmente ilegal barriada de Aguas Calientes que hoy controla de diversas maneras el ingreso a las ruinas.

El santuario de MP comprende más de 30,000 has de belleza cultural y natural. Pero solo 4.5 has, las plazas centrales, son visitadas por nueve de cada diez visitantes. Es esto lo que crea las apiñadas multitudes de turistas, no la cifra arbitraria que el INC-Cuzco se ha sacado de la manga.

El súbito corte se ha producido en plena temporada alta del turismo, y ha dejado a miles de turistas comprensiblemente enfurecidos. Llegaron de muy lejos y ahora hacen largas, lamentables e impredecibles colas de madrugada en Aguas Calientes. En la subida los visitantes no pueden llevar consigo ni un sándwich. Para ir al baño tienen que hacer todo el camino de vuelta a la entrada principal y enseñar una vez más sus pasaportes.

Nadie duda de que el número de visitantes a MP deba ser controlado. Pero el INC no ha hecho estudios, y su Plan Maestro de años atrás fue un fallido y antitécnico esfuerzo, que además nunca fue llevado a la práctica.

Quizás la madre del cordero es que el INC está saturado de arqueólogos locales de bajo nivel, totalmente descalificados para manejar una atracción turística de nivel mundial. Tampoco pueden manejar a los rudos, a menudo inescrupulosos empresarios cuzqueños que en el pasado decenio han convertido a Aguas Calientes (que casi no existía en 1998) en lo que es hoy.

Son cientos de hoteles, hostales y restaurantes de mala muerte dominados por los apestosos y bulliciosos buses que disfrutan de un ilegal monopolio de US$20 millones para transportar turistas hasta las ruinas.

Así, los más o menos 2,000 habitantes de Aguas Calientes junto con los burócratas del INC-Cuzco controlan el tesoro nacional que es Machu Picchu, eje de una industria turística de unos US$2,000 millones de dólares anuales.

La gente del INC a menudo reconstruye muros Inca con poco o ningún criterio técnico. Han hecho poca investigación de nota y celosamente bloquean a los arqueólogos de fuera. MP sigue siendo un misterio en parte gracias al INC. A los que hacen cola esperando turno no se les avisó en su país que existía el cupo de 2,500 diarios.

No hay comentarios: