jueves, 1 de octubre de 2009

Pronunciamiento APAR. 30/9/09

Pronunciamiento APAR - Propuesta de Ley 3464


El día 4 de setiembre del 2009 el Presidente de la República del Perú y el Primer Ministro enviaron al Congreso Nacional el proyecto de Ley 3464/2009-PE proponiendo modificatorias a la ley 29286 o Ley General de Patrimonio Cultural de la Nación. Este proyecto, con carácter de URGENTE tiene la intención principal de "precisar" la encargatura de la declaración de Patrimonio Cultural de la Nación a favor del Congreso quitando esta potestad al Instituto Nacional de Cultura (INC). La dimensión y consecuencias de esta propuesta, entre otras, son desastrosas y irreversibles contra el patrimonio nacional y en especial contra el patrimonio arqueológico, demostrando en esencia lo que ya se había previsto y que era la orientación principal de este gobierno: la desafectación cultural del patrimonio nacional, y la conversión económica del patrimonio. El gobierno ha buscado por todos los medios posibles deshacerse de la traba económica social y cultural que significa en el Perú, para su gobierno enfatizo, tener tradiciones culturales, poseer reliquias culturales inmemoriales, y ser nativos. Desde la propuesta de la ley 29164 o tristemente llamada "ley de concesiones" el gobierno ha normado en más de cinco (5) ocasiones contra el patrimonio cultural sin NINGUNA prerrogativa técnica, estableciendo los pasos concatenados para la liberación del patrimonio nacional a favor de los intereses de las grandes industrias y trasnacionales, hoteleros, mineras, constructoras, modernos hacendados, coleccionistas y guaqueros. La propuesta Ley 3464, la Ley 29164, La Ley 29529, el DS 009-2009, el DL. 1003, entre otros, son parte de un LOBBY arreglado con anterioridad y que se han estado aplicando en precisas situaciones coyunturales en desmedro de la nación y sus posesiones más sagradas. El triste papel del INC ha de ser juzgado en su magnitud y colusión.

No hay ninguna duda de la intención histórica de este gobierno, presidido por Alan García Pérez, de demoler los estamentos sociales y materiales que hacen del Perú un país culturalmente inigualable, para favorecer los intereses económicos de unos pocos en contra de la nación peruana, y de sus valores inmemoriales.

APAR, estatutariamente, es una institución avocada a la defensa del patrimonio cultural del Perú enfocado en el arte rupestre, y como institución nacional compuesta por académicos peruanos y extranjeros reconocemos con absoluta claridad que la propuesta de ley 3464, y las ya citadas, son verdaderos atentados contra el invaluable patrimonio cultural de la nación y ante esta posibilidad no hay ninguna resolución que quepa que la del RECHAZO ABSOLUTO a esta propuesta, antihistórica y antiperuana. Sin ninguna reserva APAR se manifiesta en contra la ley 3464 y se une a la causa de la defensa del patrimonio cultural peruano, aunando su voz a la de todos los compatriotas conscientes, hombres y mujeres del país, intelectuales, artistas, obreros y campesinos, que aman su historia, su país, su vida.

No a la Ley 3464

Es hora de unir voces sin distinción ni intereses, nuestro interés es la defensa de nuestro patrimonio nacional, la defensa del Perú.

Gori Tumi Echevarría López

Presidente de la Junta Directiva.

Asociación Peruana de Arte Rupestre (APAR)

Nota: APAR está preparando un pronunciamiento más integral


1 comentario:

Manuel dijo...

Hola, soy estudiante de Comunicación en la Universidad de San Martin de Porres y la verdad es que esta ley es una parte mas de la colección de leyes lesivas a los intereses nacionales, como sucedió con la leyes de la Amazonia. Despues no contentos con eso ahora están dando en "concesión" o privatizando puertos como el de Paita y ahora esto la ley 29164... bueno, nunca estarán contentos con hacer negocios con empresas y corporaciones. Lo mas triste de esto es que como comunicador, no veo estas noticias en los diarios y menos aun en la TV que esta inundada de basura que para nada informa. Bueno, no queda otra que oponernos a esta espiral de leyes dañinas a los intereses del país. Creeme con esta ley... no solo ustedes los arqueólogos están indignados...